Diario Sur
Malaga CF

Adam Waczynski: «En el Unicaja tengo que aprender a hacer más cosas en menos minutos»

Waczynski, en un entrenamiento de esta semana en el Palacio de los Deportes.
Waczynski, en un entrenamiento de esta semana en el Palacio de los Deportes. / Francis Silva
  • El alero polaco asegura que se encuentra más adaptado que en los primeros partidos y que aspira a ganar títulos en la Liga española

Es el tercer jugador polaco en las cuatro décadas de historia del Unicaja. El primero fue el eterno Adam Wójcik, toda una institución en su país, que no terminó la temporada 2002-2003, y el segundo el entonces joven base Chylinski, que compaginó el Clínicas Rincón con el primer equipo. Adam Waczynski está dispuesto a tener en Málaga mucho más protagonismo que sus predecesores, aunque sus primeras semanas en el conjunto de Los Guindos han sido difíciles. Aún así, el alero nacido en la ciudad de Torun hace 27 años, se muestra con confianza y optimista, tras mejorar sus actuaciones en los últimos encuentros.

Le está costando un poco adaptarse al Unicaja, pero en los últimos partidos estuvo mejor. ¿Cómo se encuentra?

Bueno, mucho mejor que en los primeros días. Cada día, en cada partido, voy a más. No sólo yo, todo el equipo. Estoy muy contento en Málaga, con los compañeros, el cuerpo técnico y eso es lo más importante. En los últimos partidos tuvimos problemas con los pívots por las lesiones y todos dimos algo más.

Sabía que en el Unicaja iba a tener menos protagonismo que en el Obradoiro, ¿le está suponiendo esto un problema para adaptarse?

Sabía que en Málaga iba a tener menos protagonismo que en el Obradoiro, pero tengo 27 años y es hora de hacer cosas más importantes que las estadísticas individuales. Quiero ganar, crecer en un equipo que puede estar entre los cuatro mejores de la ACB, que es la mejor Liga de Europa. Estoy mucho más centrado en el equipo que en el rendimiento personal.

Pero en el plano personal se le ha visto en algunos partidos algo contraído, como con exceso de presión.

Yo soy una persona que siempre quiere hacer las cosas perfectas y, cuando algo no me sale bien, pienso demasiado en ello. Eso no es bueno, pensar en exceso puede ser un problema en el baloncesto, un poquito sí, pero no mucho. Aquí en el Unicaja tenemos partido cada tres días, no hay tiempo para pensar mucho y lamentarte por el partido anterior. Ya pienso menos (risas), tengo mucha confianza en mi juego y sé lo que puedo hacer.

Hasta con los tiros libres se le ha visto angustiado, pese a que usted es un gran tirador.

Sí, sí, es cuestión de cabeza. En los entrenamientos puedo meter fácil 30 de 30 o 50 de 50 desde la línea de persona, pero llegas al partido y es diferente. No sé bien por qué. Tampoco es algo relacionado con el pabellón o con el ambiente, solo depende de mí. Creo que este equipo de exige mucha intensidad. Tienes que estar en pista al cien por cien, correr, defender duro... Mucho más que en el Obradoiro, que en mi etapa en la liga polaca o que en la selección. Hay veces que llego a la línea de tiros libres casi sin energía. Pero es cuestión de adaptación.

Pero al final es cuestión de baloncesto, ¿tanto puede cambiar su rol de la temporada pasada a esta?

Yo hasta ahora jugaba como un escolta. Me dedicaba a tirar y después volvía a hacer el balance defensivo. Eso no requería mucho esfuerzo físico. En el Unicaja cuando alguien tira, hay que ir a por el rebote ofensivo y después ponerse a defender muy fuerte. Es normal que necesite tiempo para adaptarme a esto. Además, aquí no tengo los minutos que tenía en el Obradoiro o en la selección. Cuando tienes menos minutos y lo sabes, tienes que aprender a hacer más cosas en la pista en menos tiempo. Tengo que ser un jugador más completo y hacer todo lo que pueda en esos minutos.

Entonces, no hemos visto aún al mejor Waczynski.

No, no, por favor. (se ríe y hace un gesto de rezar al cielo). Puedo dar mucho más y sé que estos partidos llegarán en un futuro.

¿Cree que el equipo depende en exceso de los tiradores? Cuando no entran los triples, parece que cuesta mucho sacar adelante los partidos.

Eso último es cierto, ¡pero pasa en todos los equipos del mundo! Cuando metes solo dos o tres triples en un partido es mucho más difícil ganar. NDiaye y Musli pueden jugar en el poste bajo y si ellos meten dos o tres canastas, entonces tenemos más espacios los tiradores.

Ganó muchos títulos en Polonia, ¿aspira a algo así en la ACB?

Ese es mi objetivo. Aunque para mí cada partido es como un título. Estoy contento porque en el Unicaja puede tener opción de ganar cosas. En Polonia fue fácil y por eso necesitaba subir el nivel.

¿Cómo empezó a jugar al baloncesto?

Mi abuelo jugaba al baloncesto, mi padre también, mi hermano mayor... En casa siempre había baloncesto y yo quería ser mejor que mi hermano. Juego desde los seis años, no había otra posibilidad.

Con tantos especialistas en en lanzamiento exterior, ¿quién ganaría un concurso de triples en la plantilla?

Es difícil. Habría prórroga una y otra vez. No puedo decir un nombre, estaría entre Fogg, Smith, Nedovic y Suárez. Yo no me incluyo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate