Malaga CF

El primer objetivo, un trámite

Los jugadores del Unicaja hacen piña antes de un partido en la Euroliga.
Los jugadores del Unicaja hacen piña antes de un partido en la Euroliga. / Ñito Salas
  • El Unicaja estará en la segunda fase de la Eurocup con un triunfo ante el Buducnost

  • El equipo malagueño retoma la competición después de diez días de parón ante un rival que todavía no ha ganado un partido en Europa

En temporadas anteriores, la presencia del Unicaja en la segunda fase de la Euroliga era un motivo de celebración, por la entidad de los rivales y porque en el intento de conseguirlo muchos equipos con mayor presupuesto se quedaban por el camino. Ahora, en la Eurocup, ya no se puede hablar de objetivo alcanzado, pues no es un gran logro acabar entre los cuatro primeros en un grupo compuesto por cinco equipos.

En cualquier caso, el Unicaja lo tiene fácil para avanzar en el torneo continental. El miércoles recibirá al Buducnost (20.45 horas) en el que será su regreso a la competición después de diez días de parón. Ha sido un descanso perfecto para recuperar a algunos lesionados y encarar un exigente tramo de la competición, tanto en la Liga como en la Eurocup.

Lo primero es el choque frente al conjunto de Montenegro. Si el Unicaja gana, tendrá en el bolsillo su clasificación para el ‘Top 16’ de la Eurocup. Su rival todavía no ha ganado un solo partido y es colista del grupo C. Si el Unicaja gana, tendrá tres triunfos de ventaja más un holgado ‘basket average’ (en la ida ganó por 24 puntos) con sólo tres jornadas más por disputar. Es decir, lo tendrá hecho.

Pero no hay que engañarse con este primer paso, porque es poco para un equipo del nivel del Unicaja. El objetivo en lo que queda de Eurocup es lograr la posición más alta posible para tener un grupo más accesible en la siguiente fase. Acabar en la cuarta posición como ahora está no le favorecería. A día de hoy sus rivales serían el Valencia, Cedevita y Alba Berlín.

El choque ante un rival en principio accesible como es el Buducnost puede ser perfecto para que el conjunto que dirige Joan Plaza retome la competición después de diez días de parón y con vistas sobre todo el choque del domingo ante el Barcelona en el Palacio (domingo, 18.30 horas). Es seguro que Nedovic se mantendrá como baja, pero el técnico catalán recuperará a tres hombres importantes como Musli, N’Diaye y Carlos Suárez, que aliviarán los problemas que el equipo ha tenido en los dos últimos encuentros ante el Zenit y el Bilbao.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate