Diario Sur

Malaga CF

Fogg lidera la clasificación del Unicaja para el Top 16

fotogalería

Un momento del partido en el Martín Carpena / Álvaro Cabrera

  • El estadounidense logró 31 puntos en una gran actuación individual ante el Buducnost (93-75)

El Unicaja certificó su presencia en la segunda fase de la Euroliga al derrotar con claridad al Buducnost (93-75). El equipo malagueño fue de menos a más, y tuvo que esperar hasta el tercer para imponer su defensa y encarrilar el partido. El público que acudió al Palacio de los Deportes vivió una gran actuación de Kyle Fogg, que anotó 31 puntos en la que es la cuarta mejor anotación de un jugador del Unicaja en Europa. El próximo rival del conjunto que dirige Joan Plaza será el Barcelona el próximo domingo (18.30 horas).

El Unicaja vivió una noche de esas en la que sus lanzadores demostraron una gran puntería y fue lo que condicionó el partido por completo. Aunque el equipo malagueño estuvo casi perfecto desde la línea de 6,75, un enorme acierto en los primeros diez minutos (6/9) le sirvió de poco. Su defensa carecía de consistencia, lo que permitió al Buducnost mantener sin problema alguno el mano a mano anotador, en incluso ponerse por delante a los cinco minutos (13-16). La permisividad de los hombres de Plaza no terminaba de convencer a la grada e incluso llegó a escucharse un curioso “¡Defensa!”. A pesar de la petición del respetable, no se aplicó en exceso el Unicaja, que cerró el primer cuarto cinco puntos arriba después de que Waczynski lograse el sexto triple de su equipo (25-20).

Como la cosa estaba funcionando, el Unicaja no varió su plan de partido. Los triples seguían entrando, pese a la poca elaboración en el juego, la ausencia de defensa y por el hecho de que Musli estaba muy vigilado. La gastroenteritis que sufrió la semana pasada ha mermado su físico y parece que también la claridad de ideas que mostraba antes de la enfermedad. No explotó en exceso el Unicaja la vía interior, pese a que en el Buducnost era baja Shawn James. Así que los tiradores fueron los protagonistas, especialmente Fogg, que firmó una primera parte primorosa, al lograr 20 puntos con un impresionante 5/7 en triples. Por diez puntos llegó a ir ganando el Unicaja, que en cuanto se sentó Fogg empezó a flaquear en los triples, lo que permitió al equipo montenegrino acercarse en el marcador al descanso (48-41).

Hablaba en la previa del partido Joan Plaza sobre que esperaba un paso adelante de su equipo en defensa. En la primera parte se olvidó de hacerlo, y seguro que el técnico lo recordó en el descanso. Su equipo esta vez sí captó el mensaje esta vez, y por ahí quedó encarrilado el partido. A los 25 minutos el Unicaja dominaba ya por 13 puntos (59-46), con Musli ahora más liberado y Fogg prolongando su momento de brillantez. El Buducnost empezó a descomponerse ya, y sólo Reynolds, 17 puntos a estas alturas, era capaz de responder (74-60).

El último cuarto fue ya un añadido y permitió que Fogg adornase una estadística fantástica y que Plaza diese minutos jugadores con menos protagonismo para reservar a otros. El final perfecto para certificar la clasificación para la siguiente fase de la Eurocup.