Malaga CF

Marcus Williams: «En Málaga disfruté del baloncesto»

Marcus Williams bota el balón en un partido con el Buducnost en la Eurocup.
Marcus Williams bota el balón en un partido con el Buducnost en la Eurocup. / Eurocup
  • El exjugador del Unicaja vuelve al Palacio, donde firmó actuaciones antológicas, tratando de relanzar su carrera en el Buducnost, rival hoy

Es un jugador que no deja indiferente. O lo adoras o lo odias, precisamente por su particular estilo y enorme talento. Marcus Williams vuelve hoy al Palacio de los Deportes tres años después de dejar el Unicaja. El base del Buducnost, rival hoy del cuadro malagueño (20.45, Andalucía Televisión), repasa para SUR su etapa en Málaga, donde dice que disfrutó del baloncesto.

–Por primera vez en el Palacio después de tres años. ¿Cómo afronta el partido de hoy?

–Sin duda es algo diferente para mí. Puede resultar sorprendente, pero es la primera vez en mi carrera que me enfrento a un equipo en el que había jugado. Seguro que será muy bonito volver a jugar un partido en el Carpena. En Málaga disfruté del baloncesto.

–Para muchos aficionados, le reconozco que para mí también usted es uno de los jugadores con más talento que han pasado en los últimos años por el Unicaja. ¿Sintió ese afecto durante la temporada que jugó en Málaga?

–Sé que la gente me aprecia allí, pero el Unicaja ha tenido grandes jugadores y con mucho talento en los últimos años. No sé si me puedo comparar con alguno de ellos, repito, grandísimos jugadores, pero me siento afortunado de que la gente tenga esa imagen de mí allí y que me incluyan en ese grupo de jugadores con talento.

–¿Cómo de diferente es el Marcus Williams actual respecto al que jugó en el Unicaja que entrenaba Jasmin Repesa?

–Como jugador creo que ahora soy más pausado en mi juego, más tranquilo. Esa temporada tenía un rol más ofensivo y directo. Creo que ahora puedo hacer más cosas en la pista por mí mismo, me compenetro y busco más a mis compañeros. Incluso creo que he mejorado bastante en defensa.

–¿Cómo recuerda aquel final de temporada, cuando el Unicaja dudaba entre usted y la continuidad de Earl Calloway?

–Si todo iba normal, estábamos de acuerdo para que siguiese en Málaga una temporada más. Me dijeron que no sabían si iba a continuar Repesa y que probablemente se ficharía a Joan Plaza. La verdad es que logré mantener una gran relación muy buena y cordial con Repesa, así que quería quedarme si él se quedaba en el equipo. Plaza, según se me dijo, tenía otra agenda y otras predilecciones. No hay ningún problema.

–Usted firmó actuaciones sobresalientes esa temporada. ¿Cuál fue su mejor partido: el de Moscú, los que decidió ante el Alba o alguno más?

–(Risas). Sí que hubo algunas noches buenas. Creo que elegiría el encuentro contra el Panathinaikos o el del CSKA en Moscú. Frente al equipo griego, el final fue mágico para mí. Perdíamos de tres y ganamos de seis después de tres triples míos. ¡Aquello fue una locura! (de nuevo risas). Por otro lado, el partido ante el CSKA fue una gran actuación colectiva de todo el equipo, porque, además, habíamos viajado con bajas importantes. También me acuerdo del partido contra el Barcelona, con una canasta ganadora al final.

–Las cosas en la Euroliga fueron de maravilla, con un récord histórico incluso para el club, pero en la ACB fue un desastre.

–Sin duda, perdimos algunos partidos en la ACB que debíamos haber ganado. Realmente no sé dónde estuvo el problema, pero de nada sirvió aquella sólida temporada en la Euroliga. Fue extraño.

–Después de seguirle cuando se marchó, creo que en Málaga jugó su mejor baloncesto...

–No sé. Pienso que en el Unicaja destaqué mucho en anotación, pero mi mejor baloncesto creo que lo hice en el Estrella Roja. Creo que allí hice más por el equipo en términos generales, pero es evidente que en Málaga viví muchos momentos especiales, repito, disfruté del baloncesto.

–Precisamente cuando iba a jugar su segunda temporada en el equipo de Belgrado, se conoció su positivo por marihuana y la posterior sanción. ¿Cómo vivió aquellos meses?

–Fue duro, sin duda, perderme más partidos de lo habitual y empezar la temporada más tarde. Así que lo enfoqué de forma positiva. Es el periodo de mi carrera que más tiempo he estado en casa en años. Estuve tranquilo. Mi hermana tuvo a su primer hijo. Tenía seis meses cuando en junio volvía a casa después de la temporada con el Estrella Roja, así que aquello me permitió disfrutar de la familia y descansar de un año con 80 partidos. Así que no es todo malo lo que puedo contar de esa mala experiencia.

–Entonces surge la opción de relanzar su carrera en el Buducnost...

–Tengo que estarles agradecidos por darme la oportunidad de volver al baloncesto después de un año duro y sin jugar. Tenían tanta fe en mi baloncesto como para darme otra oportunidad.

–Su equipo llega al partido de esta noche en una situación extrema en la que sólo le vale ganar, aunque en la Liga Adriática va lanzado.

–Empezamos con muchas lesiones de jugadores importantes, y algunos todavía no están. Creo que mejoraremos mucho cuando estemos al completo. Las lesiones nos han condicionado bastante.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate