Malaga CF

Un partido para ser ambiciosos

Kyle Fogg.
Kyle Fogg. / Ñito Salas
  • El Unicaja, obligado a ganar para aspirar a ser cabeza de serie en la Copa del Rey

Hay que ser ambiciosos. El Unicaja debe serlo. La clasificación para la Copa del Rey está virtualmente en el bolsillo. Bastaría un triunfo más en las cuatro jornadas que faltan para el final de la primera vuelta para conseguirlo, incluso hoy podría lograrlo de forma matemática si gana y se dan los marcadores oportunos. Pero la clave para hacer algo importante en el torneo más atractivo de la temporada es llegar como cabeza de serie.

Para aspirar a este objetivo, el conjunto malagueño tiene que ganar hoy en la pista del Morabanc Andorra (21.00 horas). Es un rival incómodo, que está jugando un gran baloncesto y que en su pista se muestra inexpugnable. Como se explicaba ayer, el conjunto que dirige Joan Peñarroya ha ganado los seis partidos que ha jugado como local esta temporada, algo que sólo el Real Madrid y el Barcelona han conseguido hasta el momento. Precisamente el conjunto azulgrana fue la última víctima del Andorra como local. Así que el Unicaja está advertido de la complejidad que encierra el partido de esta noche. Está por ver cómo reacciona el Unicaja después de una semana atípica y sin partidos varios días de descanso. Lo mejor es que llega sin lesionados, después de que Nedovic superase una amigdalitis.

Si las miras del Unicaja están en alcanzar una de las cuatro primeras posiciones, las de su rival están en clasificarse para la Copa. Hasta el momento ha hecho méritos de sobra para estar en la cita que tendrá lugar en Vitoria, pues siempre ha estado entre los ocho primeros. Es un equipo muy bien estructurado, con un líder claro, el georgiano Shermadini. El pívot es el tercer jugador más valorado de la Liga, el decimoquinto en puntos, el tercero en rebotes, el decimocuarto en tapones, tercero en mates y el tercero en faltas recibidas. Estos datos indican que es el jugador clave de su equipo, así que tanto Musli como N’Diaye tienen por delante un partido complicado. Frenarlo será clave.

Burjanadze y Joan Plaza

Pero Shermadini, que en más de una ocasión ha estado a punto de recalar en el Unicaja, no juega sólo. El francés Albicy se encarga de suministrarle balones, lo que lo ha convertido en el mejor asistente de la Liga. De cómo defienda el Unicaja está conexión dependerá en gran medida su suerte en el encuentro de hoy. El armazón del conjunto rival lo completan el checo Jelinek, que también estuvo en la órbita cajista, y otro georgiano, Beka Burjanadze, recuperado de la LEB y al que Plaza hizo debutar en la ACB durante su etapa en Sevilla.

El caso de Burjanadze es curioso, pues hace dos temporadas se midió al Clínicas Rincón en Carranque cuando militaba en el Leyma Coruña. Ese día se fundió en un cariñoso abrazo con Plaza después del partido. El fornido alero es ahora un jugador muy serio que promedia 12 puntos en la ACB y que puede resultar un peligro si coge la racha.

Además de la importancia del partido, el Unicaja estará pendiente de otras canchas en una jornada clave, con duelos de sus rivales directos de los que podría salir muy beneficiado en la clasificación. Podría clasificarse ya para la Copa si gana al Andorra y pierden Herbalife Gran Canaria, RETAbet Bilbao Basket y Tecnyconta Zaragoza.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate