Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja busca un final feliz

Suárez lanza un triple en el partido ante el Zaragoza.
Suárez lanza un triple en el partido ante el Zaragoza. / Álvaro Cabrera
  • Despide un mal 2016 en casa ante el Obradoiro con la necesidad de certificar su presencia en la Copa del Rey

Se acabó lo que se daba. El Unicaja cierra esta noche un año 2016 del que no tendrá un buen recuerdo. La ausencia en la Copa, el adiós a la Euroliga y una mala temporada en la ACB marcaron la primera parte del año. El equipo que hoy disputará el último partido del año ante el Obradoiro (20.45 horas) no se parece en nada al que cerró la temporada 2015-2016, pero algunas de las sensaciones que transmite son las mismas, aunque ha mejorado los resultados.

Para empezar, el Unicaja puede certificar hoy su presencia en la Copa del Rey, algo que la campaña anterior no se consiguió y que supuso un enorme descalabro. Bien haría el conjunto de Plaza en acabar con este asunto lo antes posible, pues aunque lo tiene en la mano, la igualdad es máxima en la Liga y con tres jornadas por delante, un tropiezo podría complicarle muchos las cosas. Y ojo porque después del partido de hoy tendrá que afrontar el derbi en Sevilla contra el Betis y la visita del UCAM Murcia, un equipo con el que ya perdió esta temporada en la Eurocup.

Las irregularidad del conjunto malagueño explica estas reservas, y es que ya ha perdido frente a rivales teóricamente inferiores como el Zaragoza, Joventut o Andorra, como ejemplo más reciente. Precisamente el Unicaja llega al partido de esta noche después de una derrota en la pista andorrana después de un enorme desplome en la segunda parte del choque. Hay que pensar que el factor cancha y la teórica superioridad malagueña bastarán para sacar el partido adelante frente al Obradoiro.

El equipo gallego no está tampoco para tirar cohetes. Es tercero por la cola, con las mismas victorias, cuatro, que el Joventut, que ocupa puestos de descenso. A pesar de su clasificación ha competido siempre ante y se trata de un equipo bien trabajado bajo la dirección de Moncho Fernández.

Nuevas apuestas

Como cada año, el Obradoiro, que capitanea el malagueño Pepe Pozas, ha vuelto a reinventarse tras perder a sus mejores jugadores. Tras el adiós de Waczynski se movió bien en el mercado y se hizo con jugadores como el escolta lituano Deividas Dulkys o el ala-pívot húngaro Rosco Allen, máximo anotador de los gallegos esta temporada con 11,7 puntos. Para el Unicaja puede resultar un problema la presencia en el bando rival de un jugador como Artem Pustovyi, ucraniano que cumple su segunda temporada de cesión por parte del Khimik, y que es un jugador complicado de defender con sus 2,17 metros.

Más allá de pensar en las amenazas rivales, el Unicaja debe centrarse en poner un poco de orden en su juego. El regreso de Nedovic ha alterado el orden y los roles en la rotación exterior, perjudicando principalmente a Fogg. De ser el máximo anotador del equipo, el estadounidense se ha perdido en el banquillo en los últimos partidos, como ya se explicó en la edición de ayer.

En Andorra, el Unicaja volvió a encajar más de noventa puntos, así que tampoco estaría de más que elevase su nivel defensivo, pues este agujero es complicado aspirar grandes metas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate