Diario Sur
Malaga CF

Fogg se reinvindica

fotogalería

Fogg, con el balón / Álvaro Cabrera

  • El estadounidense lidera el claro triunfo ante el Obradoiro que mete al Unicaja en la Copa del Rey

No hay que ser un sabio ni el mejor analista de baloncesto posible para ver con claridad que el Unicaja tiene un exceso de jugadores similares en las posiciones exteriores. En los últimos encuentros, unos jugaron más que otros en una combinación poco productiva para los intereses del equipo. Es decir, Fogg jugó menos y Lafayette, más. Ayer, en un partido favorable y ante un rival que lo permitía, Plaza cambió el guion. Acortó la rotación y el sacrificado fue el segundo. El resultado fue un abultado triunfo ante el Obradoiro por 87-69. El desarrollo de la temporada y el rendimiento de los jugadores asigna los roles y los minutos casi de forma automática. Por eso chocaba que Fogg, que hasta hace unas semanas era el máximo anotador, jugase menos y que incluso pasase al último lugar de la rotación. Ayer, la normalidad volvió para él, y la normalidad es anotar veinte o más puntos, que es lo que hizo. Como el entrenador del Unicaja siempre trata de tener a todos contentos, no es de extrañar que Fogg, Lafayette, Smith e incluso Nedovic vayan alternándose en esta particular rotación.

No fue un buen partido del Unicaja, que sólo reaccionó cuando defendió de verdad, algo que sólo hizo durante el tercer cuarto. Además, echó en falta una mayor aportación de sus pívots. Ante rivales como el Obradoiro le vale con sus tiradores, pero con equipos más potentes, puede pagar caro esta falta de equilibrio en su juego.

La primera parte que se vio en el Palacio fue atípica, pues los dos equipos vivieron de los triples en un recital de tiro difícil de repetir. El que se llevó la palma fue el Unicaja, que en todo el primer cuarto sólo anotó desde la línea de 6,75. En parte no extrañó que lo hiciese en los primeros minutos, pues con la presencia de N’Diaye como referencia interior, no le permitía encontrar el camino corto hacia el aro. Seis triples habrían bastado para hundir a cualquier equipo, pero el Obradoiro no se inquietó, perfectamente posicionado en una zona y anotando también con facilidad de tres, y, en su caso, sí encontró al ucraniano Pustovyi que superó primero a N’Diaye y luego a Musli (18-17, minuto 10). Fue un placer ver a dos jugadores malagueños, Díaz y Pozas, dirigir con acierto a dos equipos de la Liga ACB. Pozas estuvo realmente brillante.

Fogg continuó en el segundo cuarto con el recital triplista de su equipo, y lo elevó más todavía, pues logró tres seguidos. Antes del tercero llegó la primera canasta de dos del Unicaja, en un contragolpe de Musli (29-25). Pero no se escapaba el conjunto malagueño, que en defensa era un desastre y permitió que el Obradoiro gallego anotase tanto de tres, con un Dulkys inspirado, como con sus pívots. La zona empezó a ser realmente incómoda para el Unicaja, y sus ataques eran cada vez más espesos, sin embargo se benefició de un par de errores de su rival para colocarse 39-30. El decimosexto triple del partido, en este caso de Pozas, llevó el partido al descanso (39-36).

Mejor defensa

El panorama cambió por completo casi por una única razón. El Unicaja por fin empezó a defender a un nivel aceptable y ahí se rompió el encuentro. A su facilidad para anotar se unió que enlazó un par de contragolpes y al fin se escapó. El parcial de 13-3 obligó a Moncho Fernández a parar el partido (52-36). Emergió entonces Waczynski para evitar cualquier reacción de su exequipo. El polaco firmó once puntos seguidos con tres triples, y la renta del Unicaja alcanzó los 18 puntos (58-40). Lo intentó el Obradoiro, con una buena racha de Dulkys y Allen, pero sin inquietar al Unicaja, Fue interesante ver al equipo malagueño jugar con Fogg y Nedovic, y ambos se complementaron perfectamente.

Los dos continuaron juntos en el último cuarto, dando la razón a los que demandan más presencia del estadounidense y quizá una rotación más corta en la línea exterior. Fogg estuvo desatado y no tuvo problemas para alcanzar los 20 puntos (77-55, min. 32). El encuentro estaba ya resuelto y el Unicaja tiene los dos pies en la Copa del Rey.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate