Malaga CF

Los números de un mal año

Bendzius y Suárez pelean por un rebote.
Bendzius y Suárez pelean por un rebote. / Álvaro Cabrera
  • El Unicaja disputó 58 encuentros durante todo el 2016, de los que ganó 30

  • La ausencia en la Copa del Rey, la despedida de la Euroliga y una deficiente campaña en la ACB han marcado el 2016

Al margen de lo que pasó anoche en el encuentro ante el Obradoiro, seguramente los aficionados del Unicaja tendrán la sensación de que el 2016 ha sido un mal año. El equipo no jugó la Copa del Rey, se quedó fuera de la Euroliga, fue eliminado a las primeras de cambio de los ‘play-off’ y la actual temporada tampoco es para tirar cohetes

Como se puede comprobar, esta sensación de desilusión tiene fundamentos de sobra después de uno de los años más convulsos que se recuerdan en la época reciente, y eso que en la última década ha habido experiencias realmente complejas en el club de Los Guindos.

Resulta llamativo que el 2016 comenzó con una derrota ante el Valencia, igual que terminó la temporada en la Liga, aunque esta vez en la fase por el título. Los dos equipos están llamados a pelear por ser la alternativa a los grandes, y, de momento, el Valencia va por delante, en parte porque ha aumentado su presupuesto y el Unicaja ha bajado un peldaño. Tras el descalabro de no lograr el billete para la Copa disputada en La Coruña, y que a punto estuvo de costarle el puesto a Joan Plaza, el Unicaja mejoró en la Liga y cerró el campeonato con un balance de catorce triunfos y siete derrotas, a lo que hay que añadir los dos encuentros perdidos la fase por el título ante el Valencia. Con esta eliminación comenzó la desmantelación del equipo, con decisiones que todavía colean, como prescindir de Fran Vázquez y, lo más grave, de Stefan Markovic, un base subcampeón del mundo y olímpico con la selección de serbia, vetado por Joan Plaza.

En la nueva temporada, que comenzó con el sobresalto de la rescisión de contrato de Mbakwe por sus problemas de rodilla, el Unicaja ha mejorado sus prestaciones, aunque sigue sin ser un equipo fiable. En el actual campeonato acumula un balance de nueve triunfos y 5 derrotas que le deberían bastar para jugar la Copa del Rey.

Triste adiós a la Euroliga

Quizá lo más triste, además de ese revés imperdonable de la Copa, fue la trayectoria del equipo en la Euroliga. El 2016 comenzó con una derrota ante el Panathinaikos en el Top 16. Fue evidente que el conjunto de Plaza carecía del nivel para afrontar una competición de gran exigencia. De los trece partidos de la Euroliga que jugó este año, perdió 10 y sólo ganó tres. Bien es cierto que en la primera fase, logró victorias de mérito como en Moscú o Tel Aviv, pero luego la Euroliga le vino larga.

Esta temporada, ya en la Eurocup, se esperaba un Unicaja con más autoridad en Europa, pero tampoco. La irregularidad mostrada en la Liga ha provocado que la primera fase en este nuevo torneo fuese muy gris, y sólo ganó cuatro de los ocho partidos. Esto lo llevó a clasificarse como último de su grupo, cuando partía como favorito en las quinielas. El 4 de enero comenzará el ‘Top 16’ en la pista del Alba Berlín (20.00 horas) y aquí ya no valen medianías pues cualquier tropiezo será ya difícil de subsanar, y si esto pasa será difícil regresar a la Euroliga.

Numéricamente hablando, el Unicaja jugó 21 partidos europeos, de los que ganó siete y perdió 14. En la Liga (contando los partidos de la campaña anterior y esta), fueron 37 encuentros, con 23 victorias y 14 derrotas. En total, el equipo anotó 4.497 puntos y recibió 4.431, contabilizando todos los torneos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate