Diario Sur
Malaga CF

Un enero para que Unicaja gane velocidad

Nedovic, Fogg y Musli, en el partido del pasado día 30 ante el Obradoiro.
Nedovic, Fogg y Musli, en el partido del pasado día 30 ante el Obradoiro. / Álvaro Cabrera
  • El equipo tiene que dar un paso adelante este mes para afrontar el Top-16 y la Copa

El Unicaja no terminó 2016 con brillantez, pese a algunos destellos durante la primera parte de la temporada, pero sí con los deberes hechos. Clasificado para el Top-16 de la Eurocup, clasificado virtualmente para la Copa del Rey de Vitoria y en una meritoria quinta plaza de la clasificación en la Liga Endesa, con nueve victorias y cinco derrotas. El equipo malagueño tardó en coger el ritmo competitivo, con la incorporación tardía de Ndiaye, los problemas físicos de Nedovic o las dificultades de integración de algunos de los fichajes. Poco a poco fue carburando y cumpliendo objetivos en ese proceso de evolución.

Aunque el cuadro que entrena Plaza aún no ha terminado de encajar todas sus piezas, en este mes de enero ya hay poco margen para los ensayos. Las primeras semanas de este 2017 marcarán el futuro del Unicaja en dos de las tres competiciones en las que participará esta temporada, la Eurocup y la Copa del Rey. En el primer caso, esta misma semana empieza el Top-16 (el Unicaja juega el miércoles en la pista del Alba de Berlín) y en este mes de enero el cuadro malagueño tiene que demostrar que está preparado para competir en las eliminatorias por el título de la segunda competición europea. Si en la primera fase el Unicaja se ha limitado a cumplir con el expediente, en este Top-16 tendrá que mostrarse más solvente en un grupo en el que se medirá al Alba, al Cedevita y al Valencia, con dos plazas en juego para los cuartos de final. Además, de estos cuatro primeros partidos del Top-16, dos son ante el Valencia, el rival más fuerte del grupo y claro candidato a levantar el título.

Por tanto, la Eurocup pasa ahora a un primer plano para el conjunto de Los Guindos, pero sin olvidarse de la Liga Endesa. Con la clasificación para la Copa que se disputará en febrero en Vitoria ya prácticamente en el bolsillo, el Unicaja necesita durante este mes alcanzar su mejor versión para llegar en buena forma al torneo del ‘K.O.’ Alrededor de la Copa del Rey siempre hay mucha expectación y se trata de una competición corta en la que cualquier cosa puede pasar. Al Unicaja no le ha ido nada bien en la Copa en las últimas temporadas, pero en un fin de semana de inspiración y con una plantilla llena de talento ofensivo, puede ser uno de las sorpresas del torneo de Vitoria que se disputará del 16 al 19 de febrero. Antes habrá que lograr la clasificación matemática, a ser posible el próximo domingo en la pista del Real Betis Energía Plus.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate