Diario Sur

Malaga CF

La Eurocup, ahora sí

El entrenador del Unicaja, Joan Plaza.
El entrenador del Unicaja, Joan Plaza. / Efe
  • Tras una primera fase descafeinada, el Unicaja afronta desde mañana el Top-16

  • El cuadro malagueño, que viaja hoy a Berlín, aspira a terminar primero de grupo para tener el factor cancha en los cuartos de final

El 2016 será recordado por los aficionados malagueños como el año en el que el Unicaja dejó de jugar en la Euroliga y el estreno en la Eurocup tampoco ayudó a digerir esta mala noticia. La segunda competición europea, aunque con más nivel que en años anteriores y mejores clubes, ha tenido una primera fase anodina y sin mucho interés, sobre todo en el grupo del Unicaja. Al cuadro malagueño le hizo falta muy poco para pasar al Top-16, ya que sólo se quedaba fuera un equipo y el Buducnost se lo puso en bandeja a sus contrincantes.

Pero a partir de ahora todo será distinto. Con solo 16 equipos en liza y ocho plazas en juego, a partir de esta semana se podrá ver el nivel real de la Eurocup. El Unicaja, encuadrado en el grupo H con Valencia, Cedevita y Alba Berlín, tendrá que poner toda la carne en el asador para llevarse una de las dos plazas de su grupo y no quedar apeado de la competición en esta fase, algo que nadie espera. Tampoco será lo mismo pasar primero o segundo de grupo, ya que esto determinará el cruce en los cuartos de final. Si el Unicaja logra pasar primero, se medirá al mejor de tres partidos y con factor cancha a favor contra el segundo del grupo F (formado por Khimki, Ulm, Bayern y Lietkabelis). Si termina segundo, se medirá al primero de este mismo grupo F, pero con el factor cancha en contra, algo que puede resultar determinante en una eliminatoria directa a únicamente tres partidos.

Un rival clásico

Está claro que este Top-16 no deja mucho margen para el error. Serán seis partidos en un mes, en formato de todos contra todos, en el que ganar fuera de casa será fundamental para terminar la fase con éxito. El Valencia y el Unicaja, los dos equipos españoles, son sobre el papel los favoritos. Pero hay que tener en cuetna que el cuadro malagueño llegó a este Top-16 como cuarto de su grupo, por lo que tendrá que mejorar mucho. El equipo que entrena Plaza viajará hoy a Berlín para debutar mañana (20.00 horas) en la pista del Alba.

El conjunto alemán no tiene quizás el poderío de anteriores temporadas –se ha medido al Unicaja en ocho ocasiones con anterioridad, todas en la Euroliga–, pero sigue siendo un rival a tener en cuenta, que anota mucho y que además está en racha, ya que lleva siete victorias consecutivas entre la Liga alemana y la Eurocup. Su última derrota fue ante el Khimki en la Eurocup el 30 de noviembre (88-77). «Ahora somos un equipo mejor que en la primera fase de la Eurocup y creo que tenemos opciones en este Top-16. Contra el Unicaja tenemos que centrar nuestros esfuerzos en la defensa», aseguraba ayer el norteamericano del Alba Malcolm Miller, que empezó tarde la temporada por una lesión.

Tras el partido de mañana, el Unicaja recibirá en casa al Cedevita y después jugará dos partidos seguidos ante el Valencia Basket. En estos primeros encuentros, el conjunto malagueño ya se tendrá que buscar acomodo en las dos primeras plazas si no quiere sustos. La verdadera Eurocup comienza ahora.