Diario Sur
Malaga CF

El 31 de enero fecha límite para desprenderse de N’Diaye

N’Diaye
N’Diaye / Álvaro Cabrera
  • La inminente llegada de Alen Omic para reforzar el juego interior va a provocar la salida del jugador senegales de la plantilla del conjunto malagueño

N’Diaye ha pasado de ser una solución a convertirse en un problema para el Unicaja. La inminente llegada de Alen Omic para reforzar el juego interior va a provocar la salida del jugador senegalés de la plantilla del conjunto malagueño. El Unicaja le está buscando un destino, pero no es fácil teniendo en cuenta su rendimiento desde que llegó a Málaga con la temporada empezada para suplir al descartado Trevor Mbakwe.

En cualquier caso, el Unicaja ya sabe que tiene una fecha límite para cederlo a otro equipo de la Liga ACB, que sería hasta el 31 de enero, según estipula la normativa de la competición para cambio de jugadores con contrato en vigor entre equipos de la Liga. En estos momentos hay tres clubes que están buscando reforzar su juego interior: Zaragoza, Estudiantes y Manresa, según se apuntó ayer a este periódico.

La ficha de N’Diaye no es alta para el Unicaja, pero sí para la mayoría de los equipos de la Liga exceptuando a los adinerados, por lo que la posibilidad de un traspaso es casi nula. Así las cosas, o el Unicaja le paga para rescindir su contrato o se lo queda. La alternativa de que el jugador se marche al extranjero también sería una posibilidad viable, pero en cualquier caso obligaría al Unicaja a negociar y abonar parte del contrato, en el mejor de los casos.

N’Diaye, muy a su pesar, es uno de los fichajes menos productivos del club malagueño en los últimos años. Llama la atención que el cuerpo técnico lo eligió por encima de otras opciones más consolidadas que había sobre la mesa. El club estuvo esperándolo un mes mientras resolvía su situación contractual con el Mighty Sports de Singapur y se vendió como un gran fichaje, pero luego ha sido un despropósito.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate