Diario Sur

Malaga CF

El Unicaja, Plaza y el futuro

La derrota ante el Valencia ha hecho saltar las alarmas. Los que confiaban en el actual proyecto del Unicaja han sufrido un desengaño y los que no, se encargarán de recordar que ellos ya lo advirtieron hace tiempo. El «ya te lo dije yo» es un clásico de la cultura malagueña. Todos tienen su parte de razón. El Unicaja se merecía el beneficio de la duda, y se la merece, porque queda mucha temporada, pero era evidente que los errores en la construcción del equipo iban a terminar aflorando más pronto que tarde.

El atropello sufrido en la Eurocup constata que este equipo es complicado que compita por algo, salvo en un día de enorme lucidez, así que hoy el pesimismo invade a los cajistas. Muchos señalan a Joan Plaza como responsable de lo que ocurre. Es quien ficha y quien toma las decisiones importantes que afectan a la plantilla, quien elige a los jugadores y el que descarta a otros. Pero, por encima de él, hay otros, que le han dado la vara de mando del equipo y casi del club.

Seguramente en el futuro esto cambiará, más que nada porque el técnico catalán no continuará en Málaga la próxima temporada. Los rumores sobre un cambio de representante de Plaza están a la orden del día. Todavía no se ha producido, y tampoco ha ‘fichado’ por el agente más importante del mercado, Misko Raznatovic, como también se comenta. Y hay quien ve en todo esto el primer paso para buscar un nuevo contrato, que no será en el Unicaja, sino en un equipo de mayor entidad. Esas son sus aspiraciones. Igual que el año pasado, cuando, con el equipo fuera de control, fue ofrecido a media Europa.

Media España está al tanto de esta situación, también los jugadores y, cómo no, el Unicaja. Y claro, el mercado no tiene piedad de nada ni nadie, y comienzan a surgir candidatos para reemplazarlo. Mrsic, Vidorreta e incluso el griego Katsikaris, ahora contratado por el Murcia. Y esto no es positivo. Hace cuatro años, Jasmin Repesa se enteró por un exjugador que el Unicaja ya tenía apalabrada la llegada de Plaza. Montó en cólera y amagó con irse, y al final de un tempestuoso año no se le renovó. ¿Saben a quién fichó el Unicaja? Sí, a Plaza.

Ahora la situación, por suerte, es mejor que con el croata, aunque sin ser buena, pero el desgaste de Plaza y su método es ya total. Cara al futuro, el Unicaja debe revisar muy bien su política de fichajes y toma de decisiones. De nada servirá cambiar de fichas si se repiten los errores, que es lo que ha pasado esta temporada. Y de aquí a junio sólo queda apretar el culo, fichar llegado el caso, y esperar.