Malaga CF

Omic revitaliza al Unicaja

Omic abraza y consuela a Nedovic el pasado miércoles.
Omic abraza y consuela a Nedovic el pasado miércoles. / Ñito Salas
  • El esloveno, último fichaje, conecta con la grada y da consistencia al equipo

  • Aunque todavía le falta producir al nivel que se espera de él en ataque, su impacto en el conjunto está siendo inmediato

Alen Omic ha revitalizado al Unicaja. El pívot esloveno ha dado un impulso físico y moral al conjunto que dirige Joan Plaza, y no ha tardado en conectar con una grada que quizá precisaba de un jugador con temperamento y ‘caliente’.

Durante el partido contra el Alba, el último fichaje del equipo protagonizó varias acciones que encandilaron al público. No le hizo falta anotar muchos puntos, sólo acciones de garra y buena defensa que la afición malagueña aprecia de manera especial. Hasta tal punto llegó su entrega al respetable que después de lograr una canasta se quedó celebrándola con el público, mientras el equipo alemán ya construía el ataque y Plaza se desgañitaba en la banda para pedirle que bajase a defender.

En sólo tres partidos, el jugador cedido por el Efes ha demostrado que es una buena pareja para Musli, además de un reemplazo de garantías. Son dos jugadores de un perfil distinto, por lo que se complementan en todos los sentidos. Ante el Alba su presencia en el centro de la zona dio mucha consistencia al equipo. No hizo un encuentro de grandes números, de hecho está lejos de lo que promedió la pasada temporada en la Liga y la Eurocup contra el Gran Canaria (14 puntos y 7 rebotes). Su presencia física está siendo una gran ayuda para paliar uno de los déficits de este Unicaja, como es la defensa, y con él en la pista, el Unicaja secó al Alba el miércoles. Además de su solidez, lo que más está llamando la atención es su capacidad para pasar el balón. Ayer, una asistencia suya a Fogg, que este culminó con un mate, se coló entre las mejores jugadas de la jornada en la Euroliga.

Tras la rescisión de N’diaye es inevitable que se hagan comparaciones entre Omic y el senegalés, aunque conviene recordar que el Unicaja el pasado verano no podía acceder a un fichaje como el del esloveno, por el que el Efes pagó más de 250.000 euros al Gran Canaria. Aunque viene de jugar en el conjunto turco, se ha apreciado que su estado de forma todavía no es el deseado, quizá fruto del cambio de intensidad en los entrenamientos, que en el Unicaja suelen ser muy duros e intensos. Esto hay que verlo desde una perspectiva positiva, entendiendo que lo mejor de Omic todavía está por llegar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate