Diario Sur
Malaga CF

Principio y final de la pesadilla de Nedovic

Principio y final de la pesadilla de Nedovic
/ Álvaro Cabrera
  • El 15 de octubre del año pasado, sólo dos semanas después del comienzo de la temporada, el jugador tocó el cielo y bajó a los infiernos

El 15 de octubre del año pasado, sólo dos semanas después del comienzo de la temporada, Nemanja Nedovic tocó el cielo y bajó a los infiernos. El estandarte del Unicaja firmó ese día su mejor encuentro como cajista, fue el MVP de la jornada y sufrió la lesión más grave de su carrera en el partido jugado en Málaga ante el Gran Canaria, rival de esta tarde.

Nada de lo que se vio ese día hacía presagiar lo que llegaría después. Nedovic recibió un golpe antes del descanso y no volvió a jugar hasta la segunda mitad. «Tiene un golpe en la tibia», se informó desde el departamento de Comunicación del Unicaja. El serbio volvió a jugar en la segunda parte, lo hizo para literalmente dinamitar el encuentro, y terminó el choque con 23 puntos y 29 de valoración, para ser el mejor del partido y, a la postre, de la jornada. Al descanso llevaba 5 puntos y en la segunda parte hizo 18 con acciones de enorme plasticidad en uno de sus mejores encuentros en Málaga.

Se esperaba que el golpe que se quedase en una simple contusión. Pero nada de eso. La preocupación se apoderó de todos los estamentos del club. El jugador no sentía la planta del pie y había perdido la movilidad de los dedos. La explicación estaba en que tenía afectado el nervio tibial posterior. El golpe fue tan fuerte que dañó un nervio que está justo en el lado opuesto. Luego vino ese carrusel de especialistas, el ‘incendio’ de Plaza dudando de que volviera a jugar y la espera recuperación. Dos meses de baja y el Nedovic que llega hoy a Las Palmas está ya al mismo nivel que aquel 15 de octubre tras anotar una media de 19 puntos en los últimos partidos. Hoy querrá redimirse.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate