Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja tumba al Real Madrid (82-78)

fotogalería

El partido ha hecho vibrar a los aficionados en el Carpena. / Salvador Salas

  • El conjunto malagueño vence al equipo blanco en su mejor encuentro de la temporada justo antes de la Copa del Rey

El Unicaja firmó su mejor encuentro de la temporada a las puertas de la Copa del Rey, en el mejor momento posible y ante el rival más complicado, el Real Madrid (82-78). El equipo malagueño al fin hizo un partido completo, ese que hace tanto tiempo se esperaba. Estuvo sobresaliente en defensa y brillante en ataque, e impidió que el líder de la Liga ACB se encontrase cómodo. El serbio Nemanja Nedovic ejerció de líder del cuadro cajista al acabar el choque cono 25 puntos, 13 de ellos en el último cuarto para decidir el partido.

La falta de acierto presidió el comienzo del choque, con los dos equipos sin demasiada tensión, aunque eso sólo duró un par de minutos. Fue el tiempo en el que Llull desató las hostilidades capitalizando el juego de ataque de su equipo. Era el mallorquín contra todo el Unicaja. El equipo malagueño se mostró ordenado en defensa y muy directo en ataque para aguantar la primera oleada del Madrid. Un triple de Waczynski dio la primera ventaja a los locales (9-10). El dominio en el rebote, también en el ofensivo, permitió al equipo de Plaza mantener el pulso al Madrid, que tras el respiro de Llull, hacía daño con sus jugadores interiores, especialmente con Randolph, pero también con Reyes. Un triple de Smith cerró un primer cuarto intenso (19-21).

El Unicaja elevó su actividad defensiva en el segundo cuarto, lo que le devolvió el mando del partido, porque también le permitió correr y no sufrir en el ataque estático (25-21, min. 13). Los mejores momentos del conjunto cajista estaban por llegar de la mano de Alberto Díaz. El malagueño firmó diez puntos casi seguidos, incluidos dos triples, además de forzar una antideportiva. El pelirrojo puso al público en pie para lanzar a su equipo (35-28, min.17:30). Laso tuvo que parar el partido para recuperar a LLull, que lo primero que hizo fue lograr una canasta, forzar una falta y anotar el adicional. El empuje del internacional español reactivó a su equipo, que no pudo equilibrar el marcador al descanso. La razón fueron dos geniales canastas de Nedovic que dieron al Unicaja una renta de cuatro puntos antes de la segunda parte (40-36).

Al contrario que en otros partidos, el paso por los vestuarios no hizo perder al conjunto malagueño la concentración. Esta vez tuvo el efecto contrario. El equipo de Plaza comenzó la segunda parte como un tiro. Un parcial de 11-0 gracias a su gran acierto desde la línea de tres (51-36). El Madrid estaba atascado y no podía superar la defensa del Unicaja. Una técnica a Pablo Laso por protestar ayudó más al Unicaja que llegó a ganar 54-38.

Plaza le dio un descanso a Musli y Nedovic y eso fue fatal para su equipo. El ataque malagueño se desplomó y en cinco minutos encajó un parcial de 4-15 que dejó el marcador en 58-53 antes del último cuarto.

Nedovic, sobresaliente

La opciones del Unicaja pasaban por mantener la tensión, porque es sabido que el Real Madrid siempre vuelve. La defensa fue de nuevo el factor diferencial para que el cuadro cajista aguantase por delante. Brooks, mientras tanto, comenzó a producir en ataque y ya era el máximo anotador del partido con 16 puntos (65-57). Cuando el ala-pívot paró empezó el recital de Nedovic, dos triples estratosféricos del serbio obligaron a Pablo Laso a pedir tiempo muerto (71-59). Quedaban siete minutos. Un mundo, pero el Unicaja tenía pinta de ganar el partido, por su concentración, y el Madrid de perderlo, porque en ningún momento estuvo cómodo. Aunque los blancos reaccionaron para situarse 71-65, otra genial canasta de Nedovic y un triple de Waczynski a falta de dos minutos pareciron sentenciar el partido (78-69). La excesiva relajación del Unicaja posibilitó al Madrid llegar a los últimos segundos del partido con opciones de ganar, después de tres pérdidas seguidas que aprovecharon Randolph y Carroll. También perdonó el Unicaja desde la línea de personal, con fallos de Nedovic y Fogg. Un triple de Llull a falta de diez segundos sembró el pánico en las gradas (80-78), pero Nedovic certificó la victoria estaba vez sí anotando dos tiros libres.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate