Diario Sur

Malaga CF

El orgullo de Los Guindos

La plantilla del Unicaja Rincón Fertilidad posa con el trofeo de subcampeón de la Minicopa.
La plantilla del Unicaja Rincón Fertilidad posa con el trofeo de subcampeón de la Minicopa. / ACB
  • El Unicaja Rincón Fertilidad logra un meritorio segundo puesto en la Minicopa, y Manolo Bazán es elegido mejor entrenador

La cantera del Unicaja se reivindicó ayer en el mismo escenario donde sus mayores no dieron la talla el viernes. El Unicaja Rincón Fertilidad logró un meritorio segundo puesto en la final de la Minicopa que se disputó en el Buesa Arena. No logró el título, pero rubricó un campeonato brillante en el que sólo cedió ante el Real Madrid.

El conjunto que dirige, de forma brillante, Manolo Bazán mostró un juego de calidad, generoso, rápido y bonito de ver que le permitió competir ante el potente conjunto blanco hasta la mitad del choque. La elección del técnico malagueño como el mejor de la Minicopa no fue casual, pues, más allá de sus capacidades técnicas y tácticas, maneja perfectamente y con naturalidad a un grupo de chavales con mucho talento. Entre ellos sobresalen varios nombres como el escolta gaditano Rubén Domíguez, un jugador de enorme talento y con un juego lleno de recursos que fue el líder del Unicaja Rincón Fertilidad –21 puntos ayer–, lo que le valió para ser incluido en el quinteto ideal de la Minicopa. Junto a él, otros nombres a seguir de cerca como Ivan Ruiz, Panlo León o Juanjo Castro, entre otros. Y su actuación de esta semana tiene más mérito todavía al tratarse de un equipo sin extranjeros (el Madrid tenía cuatro, que en estas edades marcan la diferencia con su superioridad física).

El equipo malagueño comenzó muy bien la final y dominó a su rival con ese juego combinativo que lo caracteriza en el que siempre busca la mejor opción de tiro. Es una máxima en la que Bazán insiste a sus pupilos, la de no abusar y encontrar al compañero que esté liberado. Rubén Domínguez e Iván Ruiz dejaron muestras de su calidad nada más comenzar el partido, y el primer cuarto se cerró con dominio del Unicaja Rincón Fertilidad por 25-16. El Madrid empezó a defender con más intensidad y presionando a toda la pista, algo que acusó el Unicaja que llegó al descanso perdiendo por 35-37 y teniendo problemas para anotar.

El panorama cambió en la segunda parte, puesto que el Real Madrid dominó el rebote y al Unicaja empezó a pasarle factura el cansancio del esfuerzo realidad. Aunque Dominguez continuaba protagonizando buenas acciones, ya no era suficiente. Al último cuarto se llegó con el partido sentenciado y el Madrid ganando por 57-71. El último cuarto fue un añadido en el que el búlgaro Kostadinov confirmó con sus 25 puntos y 11 rebotes su condición de mejor jugador de este torneo.