Malaga CF

La salida de Joan Plaza en verano le costaría al Unicaja 150.000 euros

Plaza da instrucciones a sus jugadores en el entrenamiento de ayer en Los Guindos.
Plaza da instrucciones a sus jugadores en el entrenamiento de ayer en Los Guindos. / Unicaja b. Fotopress
  • El entrenador y el club deberán decidir si hacen efectivo el año opcional que contempla el actual acuerdo entre ambos

La historia se repite un año después. A tres meses para el final de la temporada, el Unicaja se encuentra en una situación compleja. Los resultados no son los esperados y la Eurocup aparece como tabla de salvación para la temporada. Con este panorama, el futuro de Joan Plaza vuelve a ser una incógnita, pero hay una gran diferencia. Acaba contrato y el club tiene la opción de dejar sin efecto el año adicional que está firmado.

Esto fue lo que se pactó en agosto de 2015, cuando Plaza y el club alcanzaron un acuerdo para ampliar por dos campañas el contrato, con un tercero adicional que podría quedar anulado por las dos partes. La opción del Unicaja pasa por pagar unos 150.000 euros en el mes de junio, según se explicó a SUR, aunque otras fuentes apuntaron una cantidad ligeramente superior. Ese verano de 2015 el equipo venía de acabar tercero en la Liga ACB, tras caer en semifinales con mucha polémica ante el Barcelona. El club confió al cien por cien en el técnico barcelonés, al que dio total libertad para construir un nuevo proyecto.

Sin embargo, tras numerosos cambios, los resultados no fueron los esperados y la mala dinámica permitió que aflorasen las diferencias acumuladas entre el Plaza y algún sector del consejo de administración y la dirección del club, que abogaron por prescindir de sus servicios cuando el equipo no se clasificó para la Copa del Rey celebrada en La Coruña. Su elevada ficha impidió cualquier movimiento, pero el ambiente estaba muy enrarecido, en parte porque el entrenador estaba siendo ofrecido a diversos clubes. La situación se normalizó. Plaza se centró en el equipo, que lo notó y mejoró. La llegada del verano trajo la incógnita de si verdaderamente algún equipo vendría a por Plaza, pero entonces su cláusula de rescisión era de 300.000 euros.

Esta elevada cantidad, su alta ficha y la ausencia de propuestas hicieron que el técnico no se moviese de Málaga y comenzase su trabajo con ánimos renovados. Ahora el panorama es distinto, en parte porque es previsible que se alcance un acuerdo para su desvinculación con esos 150.000 euros de compensación, salvo giro radical a la temporada. Es decir, que se logre regresar a la Euroliga. Aunque pueda parecer una cantidad elevada, la realidad es que el club se ahorraría mucho dinero si la hace efectiva, ya que Plaza es el tercer entrenador mejor pagado de la Liga Endesa, solo superado por los del Real Madrid y Barcelona.

Hay otros factores que apuntan a un relevo en el banquillo, en este caso por parte del propio Joan Plaza. Como ya se informó hace un mes, los rumores de un cambio de representante por parte del técnico son cada vez más fuertes. Actualmente Joan Plaza está vinculado a José Ortiz, agente también de Dani Díez, Suárez y Waczynski, pero podría pasar a estarlo por la agencia Beo Basket que dirige Misko Raznatovic. Este cambio sólo se tentendería para negociar un nuevo contrato... Fue el propio agente serbio el que negó entonces a SUR este ‘fichaje’, aunque reconoció estar al tanto de las intenciones del entrenador del Unicaja. Blanco y en botella.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate