Malaga CF

NDong y Jiménez se visten de estrellas con los veteranos del Unicaja

Martín Urbano y Queipo de Llano se dirigen a los veteranos del Unicaja
Martín Urbano y Queipo de Llano se dirigen a los veteranos del Unicaja / Ñito Salas
  • El equipo de leyendas cajistas vence al CB El Palo en una jornada festiva de baloncesto a favor de la cofradía La Pollinica

Sus cuerpos no son los de hace algunos años. Más kilos, más canas, algunos menos pelos y en general menos masa muscular. Pero lo de jugar al baloncesto es como montar en bicicleta, no se olvida. Y algunos de ellos han jugado finales de la Liga ACB, finales europeas o han levantado títulos internacionales. El talento, la calidad, la mantienen, como demostraron ayer de nuevo con la camiseta del Unicaja.

Una selección de jugadores veteranos del equipo malagueño se enfrentó ayer al C.B. El Palo, en un amistoso benéfico para recaudar fondos para la cofradía La Pollinica, una entidad muy vinculada al baloncesto. Fue toda una fiesta del baloncesto, con un magnífico ambiente tanto en las gradas como en la cancha, con espacio para los más pequeños, para los veteranos e incluso para los profesionales del primer equipo del Unicaja. Tras un torneo de minibasket con representación del CB El Palo, el EBG Los Guindos, el CAB Estepona y el EDMB Teatinos, llegó el plato fuerte, con el partido entre las leyendas del Unicaja y El Palo. Con dos maestros en el banquillo como José María Martín Urbano y Alfonso Queipo de Llano, bien secundados por Antonio Herrera, técnico ayudante del Unicaja, el equipo de veteranos presentó una plantilla llena de caras conocidas: Gaby Ruiz, Dani Romero, Pablo Movilla, Ernesto Serrano, Rafa Pozo, David Gil, Jon Cortaberría, Carlos Jiménez o Boni NDong.

El partido estuvo entretenido, ya que el CB El Palo dio la cara hasta el final, con los integrantes del ‘El Palo Peak Team’ de baloncesto 3x3 haciendo mucho daño. Ganaron el primer cuarto (22-11), aunque al descanso llegaron 31-31. En el tercer cuarto se incorporó NDong al equipo, que vino directamente del entrenamiento con el Unicaja en Los Guindos y la llegada del pívot fue determinante. El senegalés tiene ya 39 años, se retiró en 2013 tras ganar la Liga turca con el Galatasaray, pero sigue conservando una planta espectacular, con sus 213 centímetros de altura y apenas grasa. Si no fuera porque sus rodillas ya no son las de antes, estaría para competir hoy mismo en la ACB.

NDong empezó a rebotear, a intimidar y a meter puntos. Desde la banda Martín Urbano, todo pasión, no dejaba de gritar como si se estuviera jugando un ascenso de categoría. La táctica fue clara: balones dentro de la zona. NDong terminó con 17 puntos, incluido un mate al final. El actual secretario técnico del Unicaja, Carlos Jiménez, también tiró de competitividad y de galones con 15 puntos (también con un espectacular mate) para amarrar la victoria para el Unicaja por 65-75.

Tras el partido, hubo un concurso de triples con Dani Díez, Alberto Díaz, Waczynski y varios canteranos. La presencia en el acto benéfico de estos jugadores del Unicaja, junto a Carlos Suárez y Joan Plaza, en su tiempo libre y tras un duro entrenamiento, es plausible. Waczynski fue el mejor en categoría absoluta, por delante del joven Jano Fernández, canterano del CB El Palo que metió más triples que el resto de jugadores del primer equipo. Aunque el vencedor fue Mario Saint Exupery, jugador de minibasket que fue el mejor frente a Waczynski en la última ronda (él canterano de El Palo lanzaba en canasta de minibasket).  

Un magnífico punto final para una gran jornada festiva de baloncesto, con un marcado componente solidario, que llenó el pabellón de La Mosca.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate