Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja, «a Múnich a degüello»

El Unicaja, «a Múnich a degüello»
/ Salvador Salas
  • El equipo se juega hoy su futuro europeo en el primer partido ante el Bayern

  • Plaza asegura que sus jugadores han superado la eliminación de la Copa y que el equipo ahora tiene que mostrar «carácter»

Tras 15 años consecutivos jugando en la Euroliga, el debut del Unicaja esta temporada en la Eurocup, segunda competición europea, no era fácil de encajar. La posibilidad de que el cuadro malagueño pudiera pelear por lograr un título continental, y regresar por tanto a la Euroliga, era el único consuelo. La hora de la verdad ha llegado para el conjunto malagueño en la Eurocup, con el inicio de los ‘play-off’ y pensar en jugar la final es demasiado osado. El objetivo real hoy en día es pasar la eliminatoria de cuartos ante el Bayern; no ha demostrado hasta ahora el equipo ni la regularidad ni la competitividad necesarias para estar entre los favoritos, por lo que sólo queda ir paso a paso.

El Unicaja se juega hoy en el Audi Dome de Múnich (20.00 horas, Andalucía TV) gran parte de sus aspiraciones en la Eurocup y de su futuro en Europa. En una serie al mejor de tres partidos y con el factor cancha en contra, ganar el encuentro de esta noche se antoja fundamental. El partido le llega al Unicaja tras la decepción de la Copa del Rey y después de 12 días sin competición, por lo que la versión del equipo malagueño que se verá en Alemania es una incógnita.

Más allá de los recursos tácticos o del acierto ofensivo, será clave la actitud con la que salgan a jugar los hombres de Plaza. El entrenador del cuadro malagueño insistió ayer, antes de partir de viaje, que el varapalo del torneo copero está superado y que ahora necesita que sus jugadores demuestren tener carácter. «La consistencia va a ser crucial. No hay margen en un ‘play-off’ tan corto y es importante estar centrado, que nadie se administre ni descanse en la pista y demostrar madurez mental. Creo que nos merecemos seguir en la competición. El equipo tiene que demostrar ahora carácter, es necesario que aparezcan los grandes jugadores, los que pueden bailar claqué pero también ponerse el mono de trabajo», argumentó el técnico. «Vamos a Múnich a degüello, a dejarnos los huevos y a dar el 200 %», dijo el entrenador en una de sus frases contundentes que suele emplear en sus intervenciones.

La actitud será importante, pero también el planteamiento de partido que haga Plaza. El Bayern es un equipo sólido, compensado y con muchos jugadores con capacidad para aportar en diferentes aspectos. Ha hecho un Top-16 perfecto, lleva una racha de siete victorias en la Liga alemana, aunque viene de perder la final de Copa». Quizás la principal preocupación para el Unicaja es su compacto juego interior: «Sus ‘5’ son más bajos que los nuestros, pero son muy versátiles y físicos. Sus ala-pívots son buenos tiradores, pueden ‘postear’ y también abrirse a tirar de fuera. Jugadores como Kleber o Barthel abren mucho la defensa, no les puedes flotar...», explicó el entrenador.

Si el Bayern domina el rebote, anota más que el Unicaja y tiene mejor valoración, la principal baza del equipo malagueño serán sus tiradores. Smith, Fogg, Wacynski o Nedovic pueden hacer mucho daño. También será necesario que los exteriores conecten con Musli y Omic, para que lleguen puntos también desde la zona. El esloveno ya ha tenido algo más de tiempo para adaptarse al equipo y ahora es un buen momento para hacerse notar.

Plaza está satisfecho con el trabajo de estos días y se muestra optimista: «Nos hemos entrenado muy bien;, no cambiaría nada de lo que hemos trabajado, ni una coma», dijo ayer. Aunque a estas alturas de la temporada, ya sólo valen los resultados.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate