Diario Sur

Malaga CF

Plaza se lleva buenas sensaciones: "Hemos sido capaces de competir"

Musli y Booker se encararon tras una jugada
Musli y Booker se encararon tras una jugada / Alex Kluge
  • El entrenador del Unicaja cree que su equipo se merece regresar la próxima semana a Múnich la próxima semana

El Unicaja está obligado a ganarle dos partidos seguidos al Bayern, el viernes en Málaga y el próximo miércoles en Múnich, si quiere seguir compitiendo en la Eurocup. Las cuentas son claras y al conjunto malagueño se le ha puesto cuesta arriba su eliminatoria de cuartos de final tras perder ayer el primer partido en el Audi Dome. Pese a todo, el entrenador del Unicaja quiso ayer mostrarse optimista e hizo una lectura positiva del encuentro: «Nos vamos con buenas sensaciones, hemos sido capaces de competir con ellos, en las otras eliminatorias la diferencia ha sido mucho mayor... Nos merecemos competir, ganar y volver aquí la semana próxima», aseguró el entrenador tras el partido.

Admitió el técnico catalán que su equipo tiene que ser más duro si quiere imponerse en la batalla física que plantea el conjunto alemán: «Confiamos que el viernes en el Carpena seamos capaces de revertir la situación y vovler aquí y jugar con todas nuestras bazas en el tercer partido, siendo capaces de correr algo más, de tener mejor porcentaje en el triple y de aumentar la dureza», aseguró. «El Bayern ha sido muy duro en el ‘pick and roll’, en los bloqueos indirectos y eso ha provocado que algunos de nuestros jugadores hayan estado por debajo de sus prestaciones», afirmó. El técnico también aseguró que su equipo dio facilidades a la hora de permitir demasiados rebotes ofensivos del conjunto local y también con las pérdidas de balón. «Uno de los primeros propósitos era no hacer regalos; esos 13 tiros que ellos han hecho más se deben a dos factores fudnamentales. Primero los rebotes ofensivos, que han cogido ocho más que nosotros en total, y después las cinco pérdidas. Son demasiados regalos para ser capaces de competir contra ellos. Aún así lo hemos hecho», argumentó.

Para Plaza, sus jugadores también fallaron algunos tiros fáciles bajo el aro alemán que les hubiera permitido llegar al final con un marcador más ajustado.

Fogg y el banquillo

También quiso explicar Plaza su decisión de no contar con Fogg hasta el tercer cuarto, cuando en muchos partidos ha sido su base titular: «Cuando tienes tres bases en el equipo, al principio cada uno tiene un rol determinado. Alberto Díaz empezó en teoría por detrás de Lafayette y de Fogg, pero su nivel de mejora e implicacion han hecho que fuera ganando peso en las rotaciones», dijo.

«Cuando te planteas un partido no te contemplas contentar a los tres bases para que jueguen lo mismo, sino jugar con dos y echar mano del tercero solo para cambiar el ritmo y es lo que hemos intentado con Fogg», dijo.