Diario Sur

Malaga CF

Un maratón que vale una final europea

La plantilla, en un entrenamiento junto al preparador físico, Diego Vázquez.
La plantilla, en un entrenamiento junto al preparador físico, Diego Vázquez. / FRANCIS SILVA
  • El Unicaja afronta cuatro partidos en ocho días, con un viaje por medio de más de 12 horas a Krasnodar

El Unicaja, pese a estar a las puertas de una de las eliminatorias más importantes de su trayectoria europea, no trabajó ayer. Plaza les dio la jornada libre a sus jugadores y sólo hubo entrenamiento voluntario por la tarde, con poca carga. Tras remontar la eliminatoria de cuartos de final ante el Bayern en Múnich hubo una merecida celebración y después dos días de descanso para los jugadores, aunque el primero de ellos, el jueves, fue el del viaje de vuelta de Alemania.

El cuerpo técnico es consciente de que los miembros de la plantilla lo que necesitan ahora es poner el contador a cero y centrarse en lo que les viene encima los próximos días. Todo descanso será poco, porque el club malagueño tendrá que superar un auténtico maratón la próxima semana, con cuatro partidos –dos de Liga Endesa y dos de Eurocup– en ocho días. Tres de ellos serán en Málaga, pero uno conlleva viajar a la ciudad rusa de Krasnodar, en el que es uno de los trayectos más largos y complicados que se pueden hacer en competición europea. Eso sí, rendir a buen nivel en este corto periodo de tiempo tiene un gran premio: la final de la Eurocup.

El Unicaja empieza su particular odisea mañana en Málaga, ante el Joventut de Badalona (12.30 horas). Se trata de un partido más de Liga regular que ahora surge como un problema muy incómodo, ya que dos días después empiezan las semifinales de la Eurocup y el conjunto malagueño tiene que trasladarse a tierras rusas.

Sin chárter

El club de Los Guindos ha descartado contratar un vuelo chárter por su elevado precio, por encima de los 100.000 euros. Finalmente, la plantilla volará la misma noche de mañana domingo, a las 0.00 horas, hacia Moscú (cinco horas de vuelo, más las dos horas de diferencia horaria que hay con Rusia). Una vez en la capital rusa, el equipo tomará un segundo vuelo hacia Krasnodar, para llegar en torno a las 13.00 horas. En total, más de 12 horas de desplazamiento, justo después de jugar el partido ante el Joventut. El club descartó otras opciones, como hacer mañana noche en Alemania para volar desde allí (implicaba salir de viaje justo después del partido de por la mañana) o partir de Málaga el lunes, ya que se llegaría a Krasnodar a las dos de la mañana del martes, el mismo día del partido (que es a las 18.00, hora española). Una auténtica paliza para los jugadores, que se verán obligados a dormir en el avión y que además deja al equipo con poco margen para preparar el partido del martes. De hecho, el lunes por la tarde, pocas horas después de llegar a Krasnodar, el Unicaja se entrenará en el Basket Hall, el pabellón del Lokomotiv.

Tras el partido del martes, el Unicaja tendrá que sufrir el mismo pesado viaje de vuelta a Málaga y pensa ya en el segundo partido de la semifinal será el viernes 17 a las 20.45 horas en el Palacio de los Deportes. El domingo 19, día y medio después, recibe en el Carpena al Estudiantes. En caso de que hiciera falta un tercer partido en la eliminatoria ante el Lokomotiv, habría que volar otra vez a Rusia para jugar el miércoles 22.

Esta intensa semana del Unicaja contrasta con el panorama apacible del Lokomotiv, que no tiene partidos de la VTB League hasta el próximo día 25, por lo que está totalmente centrado en la eliminatoria contra el Unicaja. Además, no juega ningún encuentro oficial desde el pasado día 3, cuando eliminó por la vía rápida al Zenit en cuartos.