Diario Sur

Malaga CF

El Unicaja se refuerza antes de la batalla ante el Lokomotiv

fotogalería

/ Ñito Salas

  • Tuvo que emplearse a fondo para superar al Joventut y sumar su cuarta victoria seguida (77-74)

El Unicaja llegará a Krasnodar para disputar las semifinales de la Eurocup con el buen sabor de boca que deja una victoria (77-74). El conjunto malagueño superó al Joventut gracias a un trabajado encuentro en el que llegó al descanso por detrás en el marcador. Sin embargo, un formidable tercer cuarto en el que anotó 34 puntos, lo que le permitió encarrilar la victoria al lograr una renta de 17 puntos. Quizá por esta ventaja tan amplia, el cansancio acumulado y la importancia del partido del martes, se relajó y a punto estuvo de verse sorprendido por el equipo catalán. Brooks, con 11 puntos y 9 rebotes fue el jugador más destacado del cuadro cajista, demostrando que está recuperado del esguince de tobillo que sufrió la semana pasada.

La inercia de la victoria ante el Bayern le duró al Unicaja en el comienzo del partido, en el que mostró una gran energía y movió muy bien el balón. Así se puso 8-0, pero fueron sólo cuatro minutos, porque no tardó mucho en darle facilidades a su rival. Primero fue Omic, incapaz de imponer su envergadura ante los pívots del Joventut. Con la defensa catalana totalmente cerrada sobre los hombres altos del Unicaja, la producción ofensiva se ralentizó mucho. A los ocho minutos, el Joventut empató el partido a 13 con Stutz imponiéndose a Omic. Sólo la entrada de Nedovic y Fogg permtió al equipo de Plaza superar este primer aprieto, con dos triples seguidos (19-13).

El conjunto malagueño se mantuvo con los puntos de ambos, pero como Jordan campaba a sus anchas por la zona del Unicaja, fue imposible ampliar la renta. El décimo punto del pívot estadounidense del Joventut obligó ya a Plaza a parar el partido (28-27, min.15). La medida no tuvo efecto alguno, porque su equipo, quizá por el cansancio acumulado o por estar pensando en la eliminatoria contra el Lokomotiv en la Eurocup, sparecía que estaba a otra cosa. Como Musli fracasó ante Jordan y Omic tampoco se había ganado una segunda oportunidad, el técnico probó con Okouo, que llevaba perdido en el banquillo meses. El canterano tampoco fue una solución, como no lo fue la salida a la pista de Lafayette. Varias pérdidas, canastas fáciles del equipo cajista e incluso algún contragolpe dejaron el marcador en un inesperado 31-36 al descanso.

análisis

La presencia de Alberto Díaz en el quinteto inicial tras el descanso evidenciaba que el Unicaja iba a defender para volver al partido. Así fue, el equipo malagueño enlazó un parcial de 9-0 con un Waczynski que parecía estar en todas partes (40-36). El Joventut recurrió a su mejor arma para mantenerse en el choque, los triples. Aguantó el vendaval de juego local con los aciertos de Bogdanovic (2), Sabat y Vidal, pero en cuanto se le cerró el aro, ya no tuvo otro argumento. Además la defensa del Unicaja alcanzaba ya un gran nivel de solidez y el partido se fracturó. Fue un recital ofensivo del cuadro malagueño, con gran protagonismo de Brooks y Fogg. El equipo malagueño anotó 34 puntos, más que en toda la primera parte (65-52).

Tras la borrachera de puntos, el Unicaja pareció darse un respiro (69-52). Plaza reservó a algunos jugadores, como Brooks, excelente hoy, y el Joventut amagó con una reacción. El cuadro catalán se situó a diez puntos (69-59), pero falló hasta cuatro triples para haber metido más presión al Unicaja. Plaza tuvo que recurrir a Musli, Díaz y Smith, que fue otro de los destacados, pero tampoco frenaron el parcial de 2-13 (71-65). Con un minuto por jugarse, Suárez asistió para que Nedovic, esta vez sí cerrase el partido y confirmase la victoria antes de viajar a Krasnodar,juan