Diario Sur

Malaga CF

Musli estará de baja entre tres y cuatro semanas y se perdería la final

Musli
Musli / Sur
  • Preocupación en el club por la lesión del pívot serbio, ya que no se pueden inscribir a nuevos jugadores en la competición europea

El Unicaja no quiere que nada desvíe su atención del partido de esta noche para certificar el pase a la final, pero hay un tema que genera mucha preocupación tanto en el equipo como en el club. La lesión de Dejan Musli es un serio contratiempo. No ya solo para el choque de hoy, algo que ya se esperaba tras el encuentro disputado en Rusia, sino por lo que está por venir. Un tercer partido en Krasnodar o una final europea. Las estimaciones del cuerpo médico del Unicaja sobre el esguince de grado 2 que sufre el pívot serbio hablan de entre tres o cuatro semanas de baja, pese a que oficialmente el club sólo comunicó que seguro se perderá los dos partidos de esta semana. Aún así, se da por hecho que el jugador tampoco estará disponible para la semana próxima –en la que se disputaría un hipotético tercer partido– ni para la siguiente, en la que empezará la final de la Eurocup (del 28 de marzo al 5 de abril, también al mejor de tres partidos). Es decir que todo indica que si el Unicaja logra meterse en la final europea, no podrá contar con Musli, al menos en el primer partido. El equipo malagueño se queda sin su principal referente interior en ataque en el tramo más importante de la temporada.

Refuerzo

La preocupación en el seno de la entidad de Los Guindos está justificada, porque se trata de una pieza clave en los esquemas de Plaza. A Musli la lesión también le ha afectado en el plano moral, por lo que en los últimos días está recibiendo todo el apoyo de sus compañeros y del ‘staff’ técnico. Es un jugador alto y pesado, por lo que la recuperación de su tobillo será más lenta que en un jugador exterior. El serbio está trabajando ya con los fisioterapeutas del club para tratar de volver a las pistas cuanto antes.

Que el jugador pueda estar fuera el próximo mes hace que el club se pueda plantear incluso fichar a un pívot, pero esta solución no valdría para la Eurocup, ya que la competición europea ya no permite inscribir a nuevos jugadores. Precisamente ayer el Valencia, otro candidato a la final, anunció el fichaje del pívot Mike Tobey, norteamericano de 2,13 y 22 años procedente de los Hornets de la NBA. Tobey ocupará la plaza del lesionado Kravtsov, pero solo podrá jugar en la Liga Endesa. En el caso del Unicaja, para fichar a un jugador había que encontrar a un pívot nacional o comunitario, algo que reduce mucho más las opciones.