Diario Sur

Malaga CF

El Unicaja, ante su gran día

El Unicaja, visto por Pachi
El Unicaja, visto por Pachi / Pachi
  • El equipo malagueño busca hoy el pase a la final de la Eurocup ante el Lokomotiv

  • Sin Musli, pero con el apoyo de 10.000 aficionados, el conjunto de Plaza quiere protagonizar una noche histórica

Hoy es día para sacar el ‘kit’ completo de animación en forma de camisetas y bufandas e ir con bastante tiempo de antelación al Palacio de los Deportes. Para acudir con amigos, con familia, con la pareja, con la gente junto a la que uno disfruta, y llevarse el móvil o la cámara cargados de batería por sacar todas las fotos necesarias. Porque hoy es un día grande para el Unicaja y toda su afición. Uno de esos partidos que pueden entrar a formar parte del imaginario colectivo del mundo del baloncesto malagueño. No todos los días el Unicaja está a 40 minutos de una final europea, algo que no ocurre desde 2001, cuando el equipo que entonces entrenaba Maljkovic ganó la Korac.

Para eso, el cuadro que entrena Plaza tendrá que ganarle esta noche (20.45 horas, en directo por Andalucía TV) al Lokomotiv Kuban en el segundo partido de las semifinales de la Eurocup. Será en un pabellón lleno hasta la bandera, con 10.000 aficionados malagueños apoyando al equipo desde el principio. En Málaga, el Unicaja se crece y además el equipo está en su mejor momento de la temporada, tras encadenar cinco victorias seguidas.

Eso sí, en el seno del cuadro malagueño nadie quiere confiarse. Una sola pizca de relajación puede ser mortal ante el Lokomotiv, que es mejor equipo de lo que mostró en el partido de ida (57-73). «No hay nada hecho, el viernes no vendrán a Málaga jugadores, sino bestias», dijo Plaza en referencia al rival ruso, que está entre la espada y la pared. En la plantilla malagueña no quieren ni pensar en regresar a Rusia para un posible tercer y definitivo partido. «Podemos y queremos jugar la final, pero tendremos que jugar más fuerte que el martes», decía ayer Waczynski. «Los jugadores vivimos para jugar este tipo de encuentros, será algo muy especial», aseguraba Nedovic, que argumentaba que en este tipo de citas el cansancio de partidos acumulados o viajes no es un factor a tener en cuenta. «Estamos bien de piernas y de cabeza. No queremos desaprovechar esta oportunidad», aseguró.

La defensa, clave

El Unicaja no podrá contar hoy con Musli, baja por un esguince de tobillo, pero sí con Suárez, recuperado de su gastroenteritis. Es una ausencia muy importante, sobre todo en ataque, donde el serbio hace mucho daño y exigirá que Omic esté en pista más tiempo del habitual.

Pero la clave del partido volverá a estar en la defensa, como se demostró en Rusia. El Unicaja encajó solo 57 puntos, la quinta anotación más baja recibida por el club malagueño a domicilio en toda su trayectoria europea. Además, en los dos encuentros que el conjunto de Los Guindos le ganó al Bayern, el equipo alemán anotó menos de 70 puntos. Los hombres de Plaza tendrán que vigilar muy de cerca a Rochestie, Jones, Janning y Collins, los mejores anotadores del Lokomotiv.

El equipo ruso tratará de nuevo de imponer su poderío físico, aunque a domicilio no son tan peligrosos. En Málaga no lo van a tener nada fácil. Como pone en el túnel de vestuarios que da acceso a la pista principal del Palacio: «Bienvenidos al infierno verde».

Noticias relacionadas>>

El Valencia, dispuesto a eliminar al Hapoel por la vía rápida en Jerusalén