Diario Sur
Malaga CF

La rebelión de los secundarios del Unicaja

Omic celebra el pase a la final de la Eurocup en el vestuario del Unicaja.
Omic celebra el pase a la final de la Eurocup en el vestuario del Unicaja. / Salvador Salas
  • Jugadores como Omic, Díez o Fogg han dado un paso adelante en la Eurocup

  • La reducción de las rotaciones, con nueve jugadores repartiéndose los minutos, ha beneficiado a los suplentes del Unicaja

Tercer partido de los cuartos de final ante el Bayern, con el Unicaja jugándose la vida a todo o nada. Nedovic mete 21 puntos y termina con 21 de valoración para eliminar al conjunto alemán. Nueve días después, en la misma situación, pero en semifinales y ante el Lokomotiv, el escolta vuelve a destapar el tarro de las esencias: 23 puntos y 21 de valoración. El Unicaja se mete en la final de la Eurocup y la plantilla se rinde ante el serbio entre gritos de «¡MVP, MVP!».

Nedovic es la estrella del conjunto malagueño, seguramente uno de los jugadores más desequilibrantes de toda la Eurocup y pieza clave en los esquemas de Plaza. No es ninguna sorpresa que cuando hay problemas, el balón es para el ‘16’ de verde. Pero el despegue del Unicaja en las últimas semanas ha sido en gran parte por la mejora del nivel defensivo del equipo y porque ha habido jugadores que no estaban a buen nivel y que han dado un paso adelante. Las rotaciones del equipo se han reducido –Okouo juega poco y Lafayette lleva varios partidos sin hacerlo–, y más aún tras la lesión de Musli. Omic ha asumido un protagonismo inesperado en el equipo y el esloveno ha cumplido.

El exjugador del Gran Canaria fue nombrado la pasada temporada el mejor pívot de la Eurocup, pero aún estaba lejos de su nivel. Llegó a Málaga en enero cedido por el Efes, equipo en el que casi no jugaba, y le costó coger el ritmo de la competición. También sus compañeros le van conociendo más y están empezando a sacar partido en situaciones de bloqueo y continuación, con Omic de cara al aro. El jugador de 2,16 también ha sido una de las piezas que han ayudado a incrementar la intensidad defensiva, la dureza del equipo, algo en lo que flaquea Musli, que tiene un extraordinario talento ofensivo. Aunque sus números no son espectaculares, en los dos partidos de semifinales ha hecho 16 y 12 de valoración, respectivamente.

Otro jugador de la considerada ‘segunda unidad’ que ha sorprendido es Dani Díez, un hombre en el que había depositadas muchas expectativas –no cumplidas– tras la marcha de Kuzminskas. Pero el alero madrileño también ha mejorado su rendimiento en estas eliminatorias de la Eurocup, en las que también se ha visto obligado a jugar de ala-pívot tras la baja de Musli.

Porcentajes y actividad

En los dos partidos de semifinales también ha estado en torno a los 10 de valoración, con buenos porcentajes desde el triple y mucha actividad en el rebote. «Está siendo una temporada complicada, porque somos muchos exteriores. No hay muchos minutos y a veces me ha faltado algo de confianza», decía Díez tras el partido ante el Estudiantes. «Esa confianza la he ganado en la serie ante el Lokomotiv, en la que creo que he ayudado mucho», afirmaba el jugador. «Yo jugué de ‘4’ cuando era muy joven y en las categorías inferiores de la selección; mientras juegue minutos, me da igual que sea de alero o de ‘ala-pívot», dijo.

En estos jugadores ‘revelación’ de la Eurocup se puede incluir a Fogg, aunque este sí tenga un papel protagonista en el Unicaja. Pero en los ‘play-off’ de la competición europea se ha terminado de destapar. Si ya destacó en cuartos ante el Bayern, su serie ante el Lokomotiv ha sido muy buena (15 y 16 puntos), ha mejorado sus prestaciones como base y ha sabido encontrar su espacio como anotador pese al protagonismo de Nedovic. Sin sus puntos, algunos de ellos en momentos clave, seguramente el Unicaja no estaría en la final de la Eurocup.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate