Diario Sur
Malaga CF

Nedovic, la gran preocupación del Unicaja

Nedovic, ayer, camino del entrenamiento.
Nedovic, ayer, camino del entrenamiento. / Juan Calderón
  • Sufre un atípico esguince en el empeine izquierdo y la mejoría ha sido mínima

Todo el Unicaja está pendiente de Nedovic. El escolta serbio se lesionó en la recta final del partido del pasado sábado contra el Valencia y los aficionados malagueños se pusieron a temblar. Un miedo que aumentó por sus declaraciones tras el encuentro. «Me encuentro mal, me duele», dijo.

Aquellas palabras fueron una bomba, porque la lesión pasó desapercibida entre la emoción de los últimos minutos del choque contra el Valencia. Antes de nada conviene aclarar que Nedovic no sufre un esguince del tobillo izquierdo, como se apuntó en un primer momento, sino que el esguince es en la articulación metatarsiana, que se encuentra justo en el empeine. Se trata de una lesión un tanto atípica, tanto por la zona como por la forma en la que se la produjo.

Según explicó el jugador, no recibió golpe alguno, sino que apoyó mal el pie y sintió un fuerte dolor. Los servicios médicos del Unicaja reconocían ayer a SUR que la dolencia no había evolucionado como se esperaba. El jugador amaneció con la zona bastante inflamada y todavía con dolor. Es una zona que es difícil que se lesione, pero cuando surge algún problema, suele ser bastante molesta, porque se llena de líquido y produce dolor, que es lo que le ha pasado al jugador.

El tratamiento de recuperación comenzó nada más acabar el partido y continuó durante toda la jornada de ayer, pues con la expedición del Unicaja viaja el fisioterapeuta del equipo, Mario Bárbara, que ha estado en todo momento pendiente del serbio.

Optimismo

A pesar de que las sensaciones no eran buenas ayer, sí que hay cierto optimismo con vistas a que el Nedovic puede jugar mañana el primer partido de la final. Aunque no esté al cien por cien, sí que podrá ayudar al equipo. Se da la circunstancia de que el serbio sí que sufrió un esguince en el entrenamiento del viernes, por lo que se le están acumulando los problemas.

Para evitar cualquier contratiempo más, el escolta no participó en la sesión de entrenamiento que el Unicaja realizó ayer por la tarde en el pabellón donde mañana comenzará su asalto al título continental. Mientras todos sus compañeros salieron del hotel con los tobillos vendados y las zapatillas de juego, Nedovic lo hizo en chanclas.

Aunque juegue mañana no estará al cien por cien, y puede resultar extraño, pero el equipo ya ha superado malos partidos de Nedovic e incluso sus ausencias. En los dos primeros choques ante el Bayern Múnich, Fueron Fogg y Smith los que suplieron al serbio que, cargado de faltas personales, pasó muchos minutos en el banquillo, y no estuvo acertado al estar muy vigilado por la defensa alemana.

En el parte de bajas del Unicaja la gran ausencia es Musli. El pívot serbio viajó ayer a Valencia para apoyar a sus compañeros, pero la realidad es que ha mejorado poco del esguince que sufrió en el primer partido contra el Lokomotiv. Todavía casi no puede apoyar el pie, así que parece difícil que pueda incluso llegar al tercer partido, si se diese el caso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate