Malaga CF

Hoy puede ser un gran día

video

Díez, Omic, Alberto Díaz y Smith, en la terraza del hotel AC Málaga Palacio / Foto: Ñito Salas Vídeo: Juan Calderón

  • El Unicaja busca sorprender al Valencia en el primer partido de la final de la Eurocup para acercarse a su segundo título continental

El 19 de octubre del año pasado el Unicaja afrontó un largo y complejo camino del que hoy comenzará a recorrer los últimos metros. Seis meses después el equipo malagueño está en el lugar deseado y con todas las opciones intactas para tratar de conseguir el que sería el segundo título continental de su historia. En cualquier otra circunstancia, el Unicaja sería favorito, pero delante tendrá al equipo que ha sido el gran dominador de esta competición en las últimas dos décadas, con seis finales y tres títulos.

El Valencia Basket aparece como el gran favorito para la final que arranca esta tarde en el pabellón de la Fuente de San Luis (20.30 horas, Eurosport y Teledeporte). Además de su bagaje reciente, las seis victorias consecutivas que ha logrado ante el Unicaja, cuatro esta temporada, lo sitúan como el gran favorito al título. Pero las grandes gestas suelen también estar acompañadas de grandes sorpresas, de resultados inesperados y que, por consiguiente, también provocan grandes decepciones. Así que puede ser un gran día para que el Unicaja rompa con la estadísticas y dé la sorpresa en la pista del líder de la ACB.

En Valencia se respira casi un clima de euforia, pues esos precedentes a favor hacen que el título de la Eurocup se dé casi por conseguido. Si ese optimismo ha llegado al vestuario del conjunto valenciano, puede ser el mejor arma a favor del Unicaja en la final al mejor de tres partidos.

El aval del Unicaja

La racha de victorias del equipo que dirige Pedro Martínez pesa mucho, pero tampoco conviene perder de vista que el equipo cajista se ha plantado en la final de la Eurocup después de haber superado dos eliminatorias con el factor campo en contra y haber dejado en el camino a dos equipos de gran potencial como el Bayern Múnich y el Lokomotiv. Ganar hoy en la Fuente de San Luis no sólo relanzaría su ilusión, sino que también le permitiría dar un golpe moral enorme a su adversario con la posibilidad de sentenciar la eliminatoria el próximo viernes en Málaga (21.00 horas).

Es este juego psicológico el factor que puede marcar la final entre dos equipos cuyo potencial está más equilibrado de lo que parece, después de lo visto el sábado en el partido de Liga que ambos disputaron como aperitivo del mano a mano por el título de la Eurocup.

En el plano deportivo, el Unicaja podrá contar finalmente con el concurso de Nemanja Nedovic. El serbio no estará al cien por cien, pero no se perdería este partido por nada del mundo. Tiene el título entre ceja y ceja, y mucho más teniendo en cuenta que delante estará su exequipo. Joan Plaza y Pedro Martínez lloran por sus bajas, la de Musli en el cuadro malagueño, y las de Kravtsov y Diot en el valenciano.

La que más repercusión tiene en la final es la del pívot del cuadro malagueño, teniendo en cuenta que en el bando contrario estará Dubljevic, el mejor pívot de la competición, y que el sábado le hizo 20 puntos al Unicaja. Buena parte de las opciones del cuadro cajista pasan por minimizar el impacto del montenegrino en el partido. Omic mejoró en el particular mano a mano con su amigo, pero también puede ser clave el joven Okouo, más duro y que puede desgastar a Dubljevic.

Y luego está por ver si los dos entrenadores se han reservado alguna sorpresa táctica para la final, aunque después de cuatro partidos esta temporada hay poco margen.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate