Malaga CF

ZONA TÉCNICA

A VALENCIA EN PREFERENTE

Lo de anoche en el Palacio de los Deportes no fue sólo un triunfo, sino un verdadero reconstituyente para el Unicaja y su afición. La superioridad del equipo malagueño durante todo el partido es un auténtico pasaporte al éxito. La impresión que tenemos es que el tercer partido va a enfrentar a un equipo que anda por las nubes con un conjunto seriamente tocado. Ojalá el Unicaja sepa administrar todo esto.

ACIERTO

Los dos equipos se situaron en defensas individuales, con idénticos emparejamientos. El Unicaja empezó con gran acierto exterior, mientras que su rival prefería buscar las opciones más cercanas a la canasta malagueña. En cuanto los locales alternaron los triples con el juego interior e insistieron en el rebote ofensivo, alcanzaron la primera ventaja. Okouo, con cuatro puntos, fue la sorpresa agradable de un primer cuarto en el que el equipo malagueño tuvo mucho más acierto en los tiros y algunas posesiones más, gracias a sus rebotes ofensivos.

EN EQUIPO

El segundo cuarto dio comienzo con nueve de los jugadores que vieron el salto inicial desde el banquillo, aunque Omic entró enseguida en juego. No sólo los ataques, sino también las defensas eran diferentes, porque los visitantes centraban sus esfuerzos en vigilar intensamente a los dos aleros, aun a riesgo de permitir más libertad a Díaz y a los pívots; el Unicaja, por su parte, cedía espacio por fuera para aumentar los obstáculos al juego interior de su rival. Los locales, generosos en el esfuerzo y con mejor juego colectivo que nunca, dominaron también el segundo cuarto, otra vez con más acierto en el tiro.

HOMBRES

El Valencia, con más atención al rebote y menos riesgo en ataque, hizo un excelente arranque en el tercer cuarto. Afortunadamente, los locales reaccionaron desde atrás con el liderazgo de Alberto Díaz, que tuvo más presencia en el campo que en el primer partido. Cuando Smith entró en racha de aciertos, la ventaja del Unicaja se disparó. Ya no era cuestión de sistemas de juego, sino de jugadores. Con muchos puntos por delante, Plaza volvió a dar descanso a sus titulares y su equipo mantuvo su renta.

DEFENSA

En el comienzo del último cuarto había muchos suplentes en la cancha. El juego perdió vibración y el ritmo de anotación del Unicaja se vino abajo, pero Plaza recuperó enseguida a Díaz para mantener el tono de su defensa. Pedro Martínez insistió con sus mejores hombres y provocó, incluso, una falta técnica, en busca de la ayuda arbitral para el milagro. La defensa del Unicaja era cada vez más intensa y los visitantes no lograron acercarse al ritmo que necesitaban.

El excelente juego colectivo que desplegó el Unicaja durante muchos minutos, sin que esto impidiera el brillo necesario de algunos hombres.

Que el tercer partido, al que el Unicaja llega lanzado a por el título, no pueda celebrarse en Málaga, ante una afición que es de las mejores de Europa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate