Diario Sur
Malaga CF

La suerte espera lejos de Málaga

fotogalería

Los jugadores, esta tarde en el aeropuerto para viajar a Valencia. / Salvador Salas

  • El Unicaja ganó todos sus títulos jugando como visitante: Copa Korac, Copa del Rey y la Liga ACB

Vrsac, Zaragoza y Vitoria son lugares idílicos para el aficionado del Unicaja, que siempre las recordará con ilusión y cariño como parte de la mejor época del club. Quién sabe si ahora Valencia también engrosará la historia de la entidad malagueña como escenario del cuarto título del Unicaja. Será así si el equipo que dirige Joan Plaza gana mañana el tercer y definitivo partido de la final de la Eurocup (20.30 horas).

El recorrido por los éxitos del conjunto cajista siempre hay que hacerlo lejos de Málaga, pues todos los títulos se conquistaron en canchas rivales. Pasó en la Copa Korac de 2001, en la Copa del Rey de Zaragoza en 2005 y en la Liga ganada al Baskonia en Zaragoza en 2006.

Todo empezó en Serbia hace ahora 16 años, en la segunda final europea del Unicaja, en Vrsac, con la guerra de los Balcanes todavía reciente. Fue también la final con un resultado más favorable para el cuadro malagueño, pues ganó 77-47 al Hemofarm en el partido jugado en Ciudad Jardín, y luego sentenció en el Millenium Centre por 69-71. Aquella victoria situó a Málaga en el mapa del baloncesto como gran club emergente.

Cuatro años después llegó el primer título nacional, conquistado en Zaragoza. El equipo que un año antes firmó una de las gestas más recordadas al eliminar al Valencia en los cuartos de final de la Liga defendiendo durante 40 minutos en zona conquistó la Copa del Rey. La victoria del Unicaja fue una sorpresa en todos los sentidos, pues el equipo comenzó muy mal la temporada y se clasificó como octavo. En la final derrotó al Real Madrid con Garbajosa, Bremer y Herrmann como destacados.

El último título que llegó a las vitrinas del Unicaja también se celebró primero lejos en Málaga, en Vitoria. Un año después del éxito de Zaragoza, en 2006, la mejor plantilla del conjunto malagueño no dio opción al Baskonia en la final. Tras ganar los dos partidos en Málaga, sentenció el Vitoria con un Garbajosa imperial.

El factor cancha, clave

Los dos títulos que guardan similitud con la situación que ahora afronta el Unicaja en la Eurocup son el de la Korac y el campeonato de Liga, al tratarse de eliminatorias. Ambas tienen un denominador común, y es que el conjunto cajista tenía el factor campo a favor y empezó jugando primero en casa, lo que siempre es un apoyo extra para lograr la primera victoria. No es el caso actual, porque este privilegio le corresponde al Valencia, que ganó el primer duelo y que mañana volverá a tirar del apoyo de su público para impedir la victoria malagueña.

Estos son los tres precedentes más positivos del Unicaja en finales, pero también los hay negativos, como cuando en el año 2000 perdió su primera final continental, la de la Copa Korac a manos del Limoges. Entonces el formato que imperaba era el de dos partidos y decidía la diferencia de puntos. Tras caer en la ciudad francesa por 80-58, no pudo enjugar la desventaja de 22 puntos en Ciudad Jardín (60-51). Marcus Brown, que cinco años después recaló en el Unicaja, firmó 31 y 18 puntos en aquellos dos partidos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate