Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja, muy cerca del título

Suárez, ayer después del entrenamiento.
Suárez, ayer después del entrenamiento. / Álvaro Cabrera
  • Transcurridos los dos primeros partidos de esta tensa final ha quedado muy claro que el denominador común de esos ciento veinte minutos de lucha ha sido el continuo acercamiento del Unicaja

Transcurridos los dos primeros partidos de esta tensa final, que en la práctica han sido tres, porque a nadie se le escapa ya la enorme influencia que ha tenido en el desarrollo de este ‘play-off’ todo lo acontecido en el partido de Liga que ambos equipos disputaron unos días antes en Valencia, ha quedado muy claro que el denominador común de esos ciento veinte minutos de lucha ha sido el continuo acercamiento del Unicaja, que en sólo seis días ha pasado de víctima propiciatoria a dominador descarado del enfrentamiento. La actitud y, sobre todo, esas caras, espejo del alma, de los integrantes de uno y otro equipo antes, después y especialmente durante el desarrollo de los partidos son la más clara muestra de lo que está pasando. Si no entra en juego un nuevo y poderoso factor, esta final se encamina al triunfo del Unicaja.

Defensa interior

El gran éxito del Unicaja ha sido convertir el apartado defensivo en el factor dominante de los partidos y rebajar los números del marcador. Lo ha hecho preparando una estrategia que priorizaba la importancia del perímetro en el ataque de los dos equipos, lo que le ha permitido llevar el juego a su terreno. En definitiva, no es más que una versión práctica de un axioma que rige en este juego desde que se inventó y que asegura que el equipo que domina el ritmo del partido acaba reinando en el marcador. La hegemonía del equipo malagueño en el rebote, especialmente en el último encuentro, es otro factor decisivo que ha venido a confirmar su superioridad.

Los triples

El pasado viernes, a la salida del Palacio de los Deportes, todos coincidían en la importancia de los tiros de tres puntos en la victoria del cuadro malagueño, y en esa demostración de superioridad del Unicaja que dio al empate en la eliminatoria una sensación de triunfo que se apoderó de la afición malagueña. No le faltaba razón a nadie, porque la importancia de ese tipo de tiro exterior no sólo valoraba el acierto de Smith y sus compañeros, sino que también hacía referencia al apartado defensivo del cuadro malagueño, cuya estrategia obligó a su rival a tirar mucho más de tres que de dos, lo que siempre es un error, ya que baja mucho los porcentajes generales de acierto en los tiros de un equipo. Los visitantes tiraron once veces más de tres que de dos, y eso acabó por desequilibrar su juego de ataque, que se quedó en un pobre porcentaje de aciertos del 42% insuficiente para ganar al Unicaja.

Variables

Aunque el de esta tarde se ha convertido en Valencia en un partido sin pronóstico y en nuestra ciudad en una confianza absoluta en su equipo, lo que inclina el encuentro descaradamente hacia el sur, no podemos olvidar la importancia que volverá a tener el acierto de los tiradores de uno y otro bando. En el Unicaja porque siempre ha sido así y en el Valencia, porque la apuesta defensiva del Unicaja le obligará a ello. Es posible que Plaza, al comienzo de este decisivo encuentro, no dé tantas facilidades al perímetro local, pero con el paso de los minutos seguirá insistiendo en su apuesta por congestionar el área de tres segundos para negar la anotación interior del cuadro valenciano, que incluye siempre, además del juego de sus pívots, muchas penetraciones de sus hombres de perímetro. Las cartas están sobre la mesa. En lo que llevamos de eliminatoria, los detalles tácticos de Plaza han dominado el juego y a estas alturas no parece que el técnico del Unicaja deba introducir grandes variaciones en su plan de partido para esta noche, más bien es Pedro Martínez el que anda más necesitado de dar paso a alguna variante que cambie la marcha de los acontecimientos tras el encuentro de Málaga, aunque a estas alturas hay que andarse con pies de plomo, porque un error de cálculo te cuesta el título, la Euroliga del año que viene, la temporada y quizás algo más.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate