Diario Sur

Malaga CF

El vuelo de la ilusión

video

Auxi, fiel seguidora del Unicaja, con Alberto Díaz. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: Juan Calderón

  • La plantilla del Unicaja, los directivos y algunos aficionados llegaron ayer a Valencia cargados de moral

  • Los jugadores pudieron viajar acompañados de sus familiares, algo reservado sólo para las grandes ocasiones

La estampa parecía propia de otros años. Un avión privado lleno al completo por los jugadores del Unicaja, sus familiares, los directivos, representantes de la Fundación Unicaja, algunos aficionados... Todos con un objetivo, un deseo, un sueño común: regresar de Valencia con un título en el equipaje. Seguramente desde el famoso trienio de la época de Scariolo, en el que se lograba la Copa, la Liga ACB y la presencia en la Final Four, no se veía tanta ilusión en torno al equipo malagueño. No todos los días está al alcance de la mano un título europeo.

El chárter de la ilusión partió a las siete de la tarde desde la terminal 3 del aeropuerto de Málaga. Allí coincidió el Unicaja con el Málaga, que salía a la misma hora rumbo a Gijón para jugar otra final, en este caso para evitar el descenso. Hubo foto de familia con jugadores de ambas plantillas y los pesos pesados del vestuario, Camacho y Carlos Suárez, se desearon suerte mutua. «Volved con la Copa», dijo el jugador malaguista. Hay muy buena relación entre los dos principales equipos deportivos de la ciudad.

  • El Unicaja viaja a Valencia para la final de la Eurocup

Ya en el avión, todo eran caras amables y mensajes optimistas. No se veía tensión entre los jugadores, quizás algo más entre los dirigentes del club de Los Guindos. «Si estamos aquí, es que estamos bien, es buena señal», comentaba Eduardo García, el presidente del Unicaja. García encabezaba el consejo de administración al completo del club, presente en el viaje. Sergio Corral, el responsable de la Fundación Unicaja, despidió al equipo en el aeropuerto, pero no pudo acudir al viaje. Tampoco hubo responsables institucionales, que tienen previsto viajar hoy hacia Valencia; así está previsto que lo hagan el presidente de la Diputación, Elías Bendodo; la edil de Deportes, Elisa Pérez de Siles, o el consejero de Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía, Javier Fernández.

Aficionados ilustres

Los jugadores más afortunados pudieron volar a Valencia acompañados de sus familias. Lafayette, Waczynski, los técnicos Antonio Herrera y Boni Ndong o el fisioterapeuta Mario Bárbara viajaron con sus mujeres e hijos. Otros como Plaza, Suárez, Alberto Díaz o Nedovic fueron con sus parejas (en el caso del escolta, su novia es la popular modelo serbia Mina Milutinovic). No hubo muchos aficionados del Unicaja en el vuelo, ya que no había apenas entradas disponibles y el chárter además no era la fórmula más económica. El grueso de los aficionados llegará hoy en autobús, pero ayer con el equipo viajaron algunos ilustres seguidores, como Manolo Sevillano o Auxi Fernández, ambos con muchos kilómetros en sus espaldas junto al equipo malagueño. Los dos, por supuesto, convencidos de que la Eurocup volará para Málaga.

Tras un vuelo de apenas una hora, el Unicaja se recluyó en el hotel; hubo cena y descanso porque hoy es el gran día. El Unicaja está a 40 minutos de volver a ser un equipo ganador y la ilusión es máxima. Hasta la auxiliar de vuelo que acompañó el chárter del equipo les mandó un recado tras las pertinentes explicaciones de seguridad:«Que tengáis mucha suerte mañana y ganéis». Así sea.