Diario Sur
Malaga CF

Riqueza del baloncesto

La victoria del Unicaja en la final de la Eurocup ha sido una enorme alegría para muchos a los que nos apasiona este deporte. Siempre he dicho que tengo tres equipos: la Jugoplastika, el Limoges y el Unicaja. Por eso mi alegría fue doble.

Aunque cause sorpresa, siempre esperaba y confiaba en que el equipo iba a reaccionar, pese a que la desventaja era importante. Siempre he mantenido que el equipo que ganaría la Eurocup sería al que mejor le aguantase el físico, y se ha comprobado que el Unicaja ha llegado mejor a los tres finales de partido. Por eso ganó. Vimos lo que es la riqueza del baloncesto, porque, a pesar de la pérdida de Omic, el equipo supo aguantar, motivarse y defender para ganar. No es la primera vez que sucede, ni será la última, y tengo algunas experiencias a lo largo de mi carrera.

Ahora todos, el equipo y el club, deben aprovechar el impulso que supone haber ganado la Eurocup. Es un sello más para los jugadores, como sucedió en su día cuando ganamos la Copa Korac. Regresar a la Euroliga es una gran oportunidad, porque es una gran competición, y el Unicaja tiene la estabilidad, la tradición y el patrocinador para asentarse en este torneo. Además, a mí me viene muy bien, porque así cuando vaya de vacaciones a Marbella podré ver partidos de la Euroliga... Ahora en serio, merece la pena seguir trabajando.

Además, vemos a un jugador como Alberto Díaz. Es muy joven, pero tiene el carácter, las piernas y los cojones que hacen falta para hacerse un hueco en un equipo de este nive. Cuando yo elegí a Berni Rodríguez como capitán cuando tenía 18 años, la gente me decía que estaba loco, pero yo reconocía en él las cualidades que hacían falta para liderar al equipo. Díaz también las tiene y son cojones y cabeza.

Es importante que el club mantenga la apuesta por los jugadores jóvenes, los que se han formado en la cantera. Mi experiencia me dice que el trabajo y la confianza con ellos siempre te acaba devolviendo cosas positivas, y el ejemplo más reciente lo conocen bien: Alberto Díaz.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate