Diario Sur
Malaga CF

«... Verso a verso»

Justicia poética o el objetivo soñado, brillantemente alcanzado el miércoles, volver a la Euroliga. Y el gran éxito, ganar la Eurocup sumando un nuevo título al palmarés del club y un nuevo trofeo a sus flamantes vitrinas. Las armas letales que han frustrado las ansias de ganar mal gestionadas del Valencia han sido sufrir para ganar, como recurso emocional e imprescindible en un equipo ganador, y sacar el máximo rendimiento al ‘small ball’ (jugar con ‘pequeños’) cuando todo parecía perdido, recurso táctico que Plaza lleva preparando y utilizando puntual y asiduamente desde la pretemporada dando ahora sus mejores frutos cuando no había casi otra opción.

Y para mí lo más destacable han sido dos cosas. En primer lugar, la demostración palpable de que la gestión de una plantilla en su deseable tránsito de llegar a convertirse en un buen equipo no es sólo producto de la suma de la contratación de una serie de buenos jugadores cada verano, cada uno de su padre y de su madre procedentes de aquí o de allá, sino la de tener la posibilidad y la capacidad de imbuirles unos valores que todos puedan compartir (generosidad en el esfuerzo y con el balón, capacidad de sacrificio en el trabajo defensivo, en cada entrenamiento, poner en valor el talento asumiendo cada uno el rol que le corresponde…). Y en segundo lugar, la constatación de que la cantera siempre propone un plus de tangibles e intangibles que catalizan mejor que nadie los sentimientos y el orgullo de pertenencia, ese que implica sobremanera conocer la importancia de llevar la camiseta de tu club. Aunque no se mida demasiado, se haya nacido en Málaga o no se tengan todas las condiciones físicas y técnicas que puedan tener otros, no es impedimento para llegar a ser enormes jugadores y lograr así grandes éxitos. Ya lo está demostrando Alberto, antes lo hicieron otros y esperamos que mañana vengan muchísimos más para dar el equilibrio y la solidez que permita seguir construyendo y consolidando un proyecto deportivo viable, ganador y ejemplar, como es y tiene que ser el del Unicaja, que dé respuesta a la gran afición que hay en Málaga por su equipo y este bello deporte.

¡Enhorabuena!

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate