Diario Sur
Malaga CF

Triples contra la resaca

fotogalería

Omic, en el salto entre dos / ACB Photo

  • El Unicaja, tras el sobreesfuerzo de la Eurocup, gana al Obradoiro gracias a su acierto en el tiro

No tiene que ser fácil cambiar de mentalidad en apenas 48 horas. El Unicaja ganó el miércoles el partido más importante de su historia reciente para lograr el título de la Eurocup y protagonizó unas celebraciones de época en Málaga. Ayer, apenas 72 horas después, los jugadores tuvieron que olvidarse del cansancio, centrarse de nuevo en la ACB y competir en la pista de un rival, el Obradoiro, que se está jugando la vida por no descender. Era normal que el cuadro malagueño no mostrase la mejor de sus versiones en Santiago de Compostela. Incluso a nadie le hubiera extrañado una derrota tras el sobreesfuerzo de la Eurocup. Pero el equipo de Plaza está en dinámica positiva y con la moral de hierro y ayer no quiso que una derrota en el Fontes Do Sar le bajase de la nube en la que está subido. Dominó la euforia, tiró de acierto ofensivo y ganó ante el Obradoiro por 70-78.

El conjunto malagueño no estaba para muchas guerras cara a cara ni para enfrentamientos muy físicos. Por eso rehuyó la zona y se dedicó a echar mano de sus tiradores. El talento del conjunto malagueño es mucho mayor que el del modesto Obradoiro y ahí los «bandoleros» que tiene Plaza, como él mismo los definió en su día, pueden marcar diferencias. Jamar Smith fue de nuevo un asesino silencioso para anotar 19 puntos con cinco triples. El Unicaja anotó 15 de 29 en triples (51%) y eso ya lo dice todo. El tiro de tres fue el mejor remedio contra la resaca de la Eurocup. El Obradoiro, que jugó mejor durante varias fases del partido, no pudo hacer mucho ante ese nivel de acierto. El cuadro malagueño no quiere dar por terminada la temporada, pese a que ya ha cumplido con su objetivo con creces, y se ha enganchado de nuevo a la Liga Endesa con un triunfo. De hecho, ayer se le vio emplear una defensa en zona, un recurso que quizás empleará más el resto de la temporada.

Brooks y Smith

Al conjunto malagueño no se le vio fresco desde el principio y pronto recibió un parcial de 6-0 tras dos triples de Dulkys. El cuadro malagueño tardó unos minutos en meterse en el partido y lo hizo de la mano de Brooks y Smith. El ala-pívot anotó y repartió tres asistencias, mientras que el escolta acribilló al Obradoiro desde el triple para ponerse ocho arriba, aunque el conjunto local logró recortar diferencias al final del primer cuarto (20-24).

Si en el primer cuarto había dominado el Unicaja, en el segundo parcial la iniciativa fue para el Obradoiro. La defensa malagueña permitía penetraciones demasiado sencillas de Urtasun o Pozas y el Obradoiro se ponía por delante. El Unicaja perdía más balones (ocho frente a cuatro) y además cedía muchos rebotes ofensivos (nueve atrapó el conjunto local). Una falta técnica de Brooks por protestar permitió que los locales volvieran a ponerse por delante. Pero los triples de Suárez permitieron llegar al descanso con empate a 37.

En el tercer cuarto, el Obradoiro salió de nuevo a ganar el partido, con Whittington, Pustovyi y McConnell muy activos, pero Díez y Smith seguían muy acertados en el tiro y ninguno de los dos equipos conseguía romper el encuentro (57-58).

En el arranque del último cuarto, el Unicaja apretó y logró un parcial de 0-7 para ponerse a ocho puntos (62-70). Volvió a acercarse el Obradoiro, pero otra vez los triples, ahora de Smith y el que fuera ídolo local, Waczynski, sirvieron para certificar la victoria (70-78).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate