Diario Sur
Malaga CF

El deportivo gesto de Omic que aplauden desde Valencia

Omic abandona la cancha, con la cara tapada, tras ser descalificado
Omic abandona la cancha, con la cara tapada, tras ser descalificado / EFE
  • El pívot esloveno fue descalificado por mediar en una trifulca y antes había admitido que había tocado un balón que terminó fuera, pese a que los árbitros no lo vieron

En un encuentro con tanta tensión acumulada, con algunos conatos de pelea (con Rafa Martínez como protagonista) y con varios hombres encarados, quizás se quedó en un segundo plano la deportividad de Alen Omic, jugador del Unicaja que terminó el partido descalificado.

Omic, un jugador de esos de sangre caliente, muy expresivo, protagonizó un par de jugadas que le hicieron ganarse el respeto de la afición local y que incluso la prensa de Valencia ha resaltado días después.

La primera de las jugadas fue al final del segundo cuarto. El Unicaja perdía 33-25 y Omic peleaba por un rebote ofensivo con Oriola. El balón salió por la línea de fondo y los árbitros pitaron que la posesión era para el Unicaja. Entonces, el pívot esloveno se acercó al árbitro para levantar la mano y reconocer que él había sido el último en tocar la pelota, por lo que los colegiados rectificaron y el Valencia recuperó la posesión. Todo el público de La Fonteta aplaudió el gesto de Omic.

Después, la jugada más polémica del partido entre el Valencia y el Unicaja llegó al final del tercer cuarto. El Valencia tenía bastante controlado el partido (50-43), pero quedaba mucho tiempo por jugar. Defendía el Unicaja y Nedovic le hizo una dura falta a Rafa Martínez. Martínez saltó como un resorte para encararse con el jugador del Unicaja.

Entonces, Omic, que estaba sentado en el banquillo, salió a la pista para agarrar al jugador del Valencia y evitar una trifulca. La acción de Omic hizo que varios jugadores se encararan, pero no llegó a mayores. Los árbitros consultaron la repetición de la jugada en vídeo y señalaron descalificante al pívot del Unicaja. "Serán descalificados los sustitutos, jugadores excluidos o asistentes de equipo que abandonen la zona de banquillo de equipo durante un enfrentamiento o durante cualquier situación que pueda derivar en enfrentamiento", indica el reglamento. Aunque en este caso, el jugador del Unicaja lo hizo con buenas intenciones.

Los periódicos de Valencia hablaron de una descalificación injusta e incluso algunos articulistas destacaron la "honradez" y "los valores" del pívot esloveno (ver artículo en Las Provincias).

Por suerte para el Unicaja, aquella jugada cambió el rumbo del partido. Omic tuvo que ver la recta final del encuentro desde el túnel de vestuarios, pero al menos sus gestos de deportividad recibieron el premio de ganar una Eurocup con el conjunto malagueño.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate