Diario Sur
Malaga CF

La excusa perfecta para cerrar una herida

  • El recuerdo a las alegrías vividas en el título de la Korac, la Copa del Rey, el título de Liga en 2006 o la histórica presencia en la Final Four de Atenas desaparecieron de la noche a la mañana

Sucedió después de un partido contra el Valencia en plena travesía del Unicaja por el desierto. El Unicaja había caído con estrépito y el público abroncaba al palco. Aquello fue el detonante para que una persona con mucho peso en el club cajista se enfadase tanto para ‘sugerir’ la retirada de las camisetas que recordaban los históricos logros del equipo, una con el nombre de la afición, que colgaban en el techo del Palacio de los Deportes.

El recuerdo a las alegrías vividas en el título de la Korac, la Copa del Rey, el título de Liga en 2006 o la histórica presencia en la Final Four de Atenas desaparecieron de la noche a la mañana. Nadie se atrevía a dar una explicación concreta, al menos creíble. Que si una reforma en el Palacio, que si motivos de seguridad, que si...

El próximo domingo, el Unicaja jugará en casa por primera vez desde aquella histórica noche del 5 de abril en la que le dio la vuelta a su destino al conquistar el título de la Eurocup. El equipo aprovechará la ocasión para ofrecer el trofeo a sus aficionados, que antes podrán fotografiarse con él, es decir, sentirse partícipes del cuarto título de la historia del Unicaja. Muchos de esos que se harán fotos habrán padecido, como el club, durante los años duros, en los que no daba para jugar la Copa del Rey e incluso el ‘play-off’, también los que un 27 de diciembre de 2012 fueron uno de los 3.400 que vieron al Unicaja ganar al Brose Basket, con la peor asistencia en un partido del Unicaja. Seguramente alguno de ellos, también se giró aquel día que alguien decidió borrar parte de la historia del club.

Tras pasear la copa de la Eurocup por Málaga y Andalucía, el club tendrá que hacer algo con ella, para no olvidarla. Lucirá en la flamante sala de trofeos, pero tampoco está de más que también se presuma de ella en el Palacio de los Deportes, el escenario donde se dio el primer paso para conquistarla ganando al Valencia en el segundo partido.

Será una ocasión sensacional para que el Unicaja cierre una herida con su afición y recupere esas camisetas gigantes que recordaban una etapa gloriosa, quizá el día que también se suba a lo alto del pabellón el dorsal número cinco, en honor a Berni Rodríguez, acto previsto para la última jornada de Liga. La fiesta entonces sería redonda.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate