Malaga CF

El Unicaja, intratable, también gana al Tenerife

fotogalería

/ Álvaro Cabrera

  • Arrolla al conjunto canario en otra demostración de su gran momento y se asegura jugar el 'play-off' por el título

El Unicaja está de dulce. El equipo malagueño firmó otra gran actuación para doblegar al Iberostar Tenerife, conjunto revelación de la temporada, y asegurarse así su presencia en el 'play-off' de forma matemática (88-67). El cuadro cajista comenzó a fraguar su victoria antes del descanso, al que llegó con diez puntos de ventaja, pero fue en el tercer cuarto cuando rompió definitivamente el choque con un gran Nedovic y un parcial de 21-12. Fue precisamente el serbio el mejor del choque con 13 puntos, 2 rebotes y 5 asistencias para una valoración final de 20 puntos.

El comienzo del partido fue una prolongación del choque ante el Andorra, con Fogg capitalizando el ataque del equipo malagueño y anotando los primeros siete puntos de su equipo. El Unicaja con Omic frenado por Niang, volcó su juego en el perímetro y así se colocó 10-5 después de un triple de Waczynski a los tres minutos. Pero, poco a poco, la defensa visitante se fue ajustando y el cuadro malagueño encontró cada vez problemas para encontrar el camino del aro. Además, el Tenerife encontró un filón en el rebote ofensivo y eso le permitió tener segundas opciones para anotar e igualar el partido al final del primer cuarto (18-18).

El descontrol y las imprecisiones de los primeros diez minutos dieron paso a un juego más fluido. El partido entró en otra dimensión con la entrada de Musli y Fran Vázquez. Los puntos del serbio dieron al Unicaja su primera ventaja seria (27-20), pero la respuesta del gallego fue espectacular, con ocho puntos en cinco minutos que mantuvieron a su equipo. El exjugador del Unicaja estuvo perfecto en su primera aparición en el partido (4/4) en su regreso a Málaga. El Tenerife siguió beneficiándose del rebote ofensivo para casi igualar el partido (32-31, min. 15). En ese momento, se produjeron dos decisiones claves por parte de Joan Plaza y Vidorreta. El primero dio un respiro a Vázquez, y el primero dispuso un quinteto de 'pequeños' con Brooks y Suárez como pívots. A esto se unió la entrada en el partido de Alberto Díaz. El choque cambió por completo. Con una enorme actividad defensiva y acierto en los triples el Unicaja se llevó por delante al Tenerife con un parcial de 12-2. El conjunto canario, sin una referencia interior y negado en los triples, llegó al descanso diez abajo (44-34).

El paso por los vestuarios no cambió la dinámica del choque. El Unicaja continuó con su línea ascendente y el Tenerife no salía de su atasco. Nedovic dinamitó el partido en los primeros minutos del tercer cuarto con ocho puntos seguidos, con dos triples incluidos. El problema para el Tenerife fue que era incapaz de anotar una canasta; bueno, en realidad sí. Logró una en seis minutos... Con este panorama, el equipo malagueño puso la directa hacia la victoria. Waczynski con su tercer triple elevó la ventaja a los 21 puntos (57-36) cuando quedaban todavía cinco minutos para el final del cuarto.

En se momento, se fue al banquillo Alberto Díaz. Desde que el malagueño salió a la pista a mitad del segundo cuarto, hasta que se sentó, el Tenerife sólo fue capaz de anotar 5 puntos. Su estadística en ocho minutos (4 puntos, 2 rebotes y 4 asistencias) no reflejaba el enorme impacto que tuvo en el partido. Con el conjunto canario hundido, la ventaja del Unicaja alcanzó los 24 puntos (65-41), y el choque quedó absolutamente resuelto.

Pero todavía hubo diversión. Nedovic no quería que el último cuarto fuese un añadido. El serbio mostró su talento para dar tres asistencias de fantasía que llenaron de exclamaciones las gradas de un Palacio demasiado vacío para lo bien que está jugando el Unicaja. Los que hoy no fueron al pabellón se perdieron un gran partido del Unicaja.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate