Diario Sur

Malaga CF

El Unicaja trabaja sobre una plantilla de quince jugadores para la próxima temporada

Joan Plaza da instrucciones a sus jugadores durante el partido contra el Tenerife.
Joan Plaza da instrucciones a sus jugadores durante el partido contra el Tenerife. / Álvaro Cabrera
  • Reforzará la columna vetebral del equipo, y está sobre la mesa la opción de repescar a algunos de los jóvenes cedidos

El Unicaja marcha como un tiro en este final de la fase regular de la Liga ACB, pero en los despachos del club también hay una enorme actividad para comenzar a preparar el regreso del equipo a la Euroliga. Se trata de un desafío mayor que en las anteriores temporadas, pues el nuevo formato de la competición con 30 partidos deja un escenario desconocido hasta el momento para el Unicaja.

Todo cambia. Como ya se ha informado estos días, el club tendrá que aumentar su presupuesto de forma importante un mínimo de un 30% lo que hará que pase de los 10,5 millones actuales a más de 13, un incremento que vendrá gracias a la aportación de la Fundación Bancaria Unicaja y de Unicaja Banco, cuyos dirigentes ya garantizaron un proyecto competitivo para la próxima campaña.

Con las espaldas cubiertas, los responsables de la parcela técnica son conscientes de que es inviable afrontar un calendario con un mínimo de 64 partidos entre octubre y abril con una plantilla de 12 jugadores como la actual. De este modo, el planteamiento que se baraja es de un equipo con 15 jugadores y realizar rotaciones entre los partidos de Liga y los europeos.

Aunque pueda parecer un número excesivo, es lo habitual en los equipos que esta temporada han disputado la Euroliga, y no hay que pensar en los grandes como el Real Madrid o el Barcelona, sino en clubes de un potencial económico similar al del Unicaja, como el Brose Baskets, campeón de Alemania, con 16 jugadores, e incluso el Zalguiris, con 14. Eso sí, conviene aclarar que no todos tendrán el mismo rol, y habrá un núcleo duro que afrontará los partidos importantes tanto de Liga como de Euroliga, pero luego se dispondrá de piezas alternativas que cubrir bajas, y dar refresco preferentemente en la Liga ACB. En este sentido, la idea de recuperar a algunos de los canteranos cedidos como Karahodzic o Romaric está sobre la mesa. Ambos se han fogueado en equipos de nivel (Partizán y Manresa) y conocen la ética de trabajo de Plaza.

La decisión de prescindir de un equipo LEB obligó a buscarles destinos, al igual que al rumano Uta Rares, que está en Granada, y esto llevó al club a tener que contratar a un hombre como Juanjo García sólo para entrenar, aunque luego tuvo que jugar debido a las bajas.

La renovación y fortalecimiento de ese núcleo duro, es decir, la base de la actual plantilla es la línea de actuación que se ha marcado el club. No se quiere romper la base del equipo campeón de la Eurocup. En este sentido, ya se está trabajando en los casos de Carlos Suárez, Jeff Brooks e incluso de Dani Díez.