Malaga CF

Un malagueño al mando del Barcelona

Nacho Rodríguez en su reciente presentación con el Barça.
Nacho Rodríguez en su reciente presentación con el Barça. / JOSEP LOSADA
  • Nacho Rodríguez se reencuentra con el Unicaja como mánager de gestión y jefe de la sección de baloncesto

Posiblemente es el malagueño con un cargo de mayor relevancia en el mundo del deporte. Nacho Rodríguez comanda la sección de baloncesto del Barcelona, rival mañana (17.00 horas) del Unicaja en un encuentro de gran trascendencia para los intereses de los dos equipos con vistas a la fase por el título que está a la vuelta de la esquina.

Rodríguez vuelve al baloncesto, aunque la realidad es que un jugador de la trascendencia y la dimensión que él tuvo nunca lo dejó por mucho que profesionalmente estuviese trabajando en otros sectores. Es el recurso de urgencia elegido por el Barça, club con el que ganó una Euroliga, la Korac, cuatro ligas y cuatro Copas del Rey, para poner orden en una sección que esta temporada ha sufrido un cataclismo detrás de otro por la mala planificación y unos resultados por debajo de lo esperado.

Su cargo es el de mánager de Gestión de la sección, aunque la realidad es que llega con plenos poderes para enderezar el rumbo de un equipo eliminado de la Euroliga, que no tiene asegurado todavía el play-off y que ha vivido sobresaltado por las continuas polémicas sobre la destitución Georgios Bartzokas como técnico y el boicot del vestuario.

Nacho tiene mucho trabajo. El principal problema que tiene que resolver es qué hacer en el futuro. Rodrigo de la Fuente ha demostrado no estar capacitado como mánager general del club y esto va a generarle un trabajo extra. Pese a que el Barcelona se gastó más de seis millones en fichajes en verano, la configuración de la plantilla fue errónea, pero peor fueron los parches posteriores con jugadores como Faverani, Munford, Holmes e incluso Renfroe, a todas luces hombres sin el nivel para un equipo como el Barça.

Antes de tomar cualquier decisión, Rodríguez no quiere dar ningún paso en falso. Se ha empapado de cómo están las cosas. Se ha negado a quedarse en un despacho y viaja con el equipo en cada partido. También para dar respaldo a la plantilla y al cuerpo técnico que encabeza Bartzokas, un entrenador del que hablan muy bien en el trato cercano. Precisamente la gran decisión que tendrá que tomar al final de la temporada será qué hacer con el griego, que tiene un contrato millonario por dos temporadas más. Y claro, el baile de posible sustitutos ha comenzado, desde David Blatt hasta Joan Plaza pasando por otros nombres como Sito Alonso.  

Antes de que llegue ese momento, el malagueño tiene claro que en el club hay elementos de calidad para construir un gran equipo de futuro. Su primer movimiento ha sido el ascenso a la primera plantilla del alero letón Rodions Kurucs (2,03 metros, 19 años), y frenar su marcha a la NBA. Como hombre formado en la cantera dicen que precisamente su obsesión es fomentar la regeneración del primer equipo con jóvenes, por eso también se ha rodeado de Juan Llaneza, que fue director deportivo del Baloncesto Sevilla –ahora Real Betis Energía Plus– del 2008 al 2014 y que en aquella etapa reclutó a jugadores como el exazulgrana Tomas Satoransky y el letón Kristaps Porzingis, ahora en la NBA.

Y dentro de esa regeneración llegará otra de las grandes decisiones: ¿Qué hacer con Juan Carlos Navarro? Ayer Rodríguez habló sobre el asunto en la televisión del Barcelona. «Con Navarro nos sentaremos al final de temporada, es una figura imprescindible para el Barcelona», dijo del capitán del equipo y que es su amigo íntimo. Navarro tiene un contrato mareante y muy particular, jugará hasta que él quiera.

Y en estas llega el duelo con el Unicaja, cuyo éxito reciente en la Eurocup ha vivido con mucha emoción, según cuentan sus más allegados. Si antes, estaba muy pendiente de lo que sucedía en el club malagueño, ahora más todavía teniendo en cuenta que es un rival directo del equipo en el que manda.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate