Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja depende de sí mismo para ser cabeza de serie y aspirar al tercer puesto

El escolta serbio del Unicaja Nemanja Nedovic
El escolta serbio del Unicaja Nemanja Nedovic / EFE
  • La clave estará en los enfrentamientos directos entre los equipos implicados en esta lucha por las posiciones de privilegio

El partido que mañana disputa el Unicaja en el Palau, además de ser un clásico de la Liga ACB, es de enorme trascendencia para los intereses del conjunto malagueño, que tiene en su mano acabar la fase regular como cabeza de serie. A día de hoy, puede ocupar cualquier posición desde el primer al séptimo puesto.

La clave estará en los enfrentamientos directos entre los equipos implicados en esta lucha por las posiciones de privilegio. Por ir descartando posibilidades, el Real Madrid, primero, el Valencia, que es segundo, y el Gran Canaria, séptimo, no se medirán a ninguno de los equipos implicados en esta pelea, así que por decirlo de algún modo, tendrán rivales más accesibles.

En el caso del Unicaja depende de sí mismo para ser uno de los cabezas de serie, aunque todavía tiene opciones de ser primero, es improbable al estar a dos victorias del Real Madrid y también del Valencia, segundo. Así que el cuadro malagueño peleará por ser tercero mejor que cuarto. La clave de la tercera posición es que evitaría al primer clasificado, a día de hoy el Madrid, en un hipotético cruce de semifinales. Para ello es imprescindible que gane sus duelos directos ante rivales que pelean por lo mismo, como son el Barcelona y el Baskonia, ambos partidos a domicilio. El resto de rivales del equipo malagueño hasta final de temporada serán el Manresa (partido atrasado por la final de la Eurocup), el UCAM y el Betis Energía Plus.

El conjunto azulgrana, por su parte, tendrá como rival al propio Unicaja y al Tenerife en estos cruces directos, mientras que el Baskonia, por deducción, se medirá al Tenerife y al cuadro malagueño.

Otro aspecto a tener en cuenta es el ‘basket average’, pues puede ser decisivo en caso de empates dos equipos. El Unicaja tiene ganado el ‘average’ al Tenerife y al Gran Canaria, y aunque venció a Barcelona y Baskonia, todavía tiene que jugar contra ellos. Por contra, lo tiene perdido con el Real Madrid y con el Valencia.

Son cálculos que ya se han hecho en el vestuario del Unicaja, en el que se ve con buenos ojos una tercera posición final en la Liga. Es evidente que siempre se aspira a lo máximo, pero terceros o cuartos se ajusta más a la realidad y a la viabilidad. Lo primero para que las cuentas cuadren es ganar mañana al Barcelona, y luego evitar tropiezos inesperados en partidos en lo que el riesgo será evidente, como ante el Betis, que cerrará la Liga en Málaga probablemente jugándose la vida. El hecho de que haya partidos aplazados trastoca los cálculos y aplaza cómo será el escenario definitivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate