Malaga CF

Alen Omic: «Si tienes algo como lo que yo tengo en Málaga, tratas de conservarlo»

Alen Omic durante la entrevista que concedió a SUR en el Palacio de los Deportes.
Alen Omic durante la entrevista que concedió a SUR en el Palacio de los Deportes. / Salvador Salas
  • El esloveno analiza los intensos cuatro meses que lleva en el Unicaja, y habla sobre la posibilidad de quedarse dependiendo de la postura del Efes

Pocos jugadores han conectado con la afición del Unicaja como lo ha hecho esta temporada Alen Omic. El pívot esloveno aprovechó la lesión de Musli para mostrar su mejor versión y convertirse en clave en la consecución del título de la Eurocup. Su adaptación es tan buena que el club ya le ha dicho que quiere que continúe en Málaga, aunque está cedido por el Efes. La decisión del conjunto turco marcará su futuro, con el Unicaja expectante y preparado para ofrecerle un contrato. Omic analiza los cuatro intensos meses que lleva en el Unicaja y habla sobre el futuro.

–La vida le sonríe aquí en Málaga...

–Sin duda. Todo es perfecto en este equipo y en esta ciudad. No se me ocurre ninguna cosa mala sobre Málaga... Me gusta todo. Soy feliz y estoy disfrutando del baloncesto, que es lo más importante en mi vida.

–Por cómo habla parece que llevase aquí media vida.

–Es verdad, es exactamente eso lo que siento. Voy a decirle una cosa. La mentalidad de la gente es como en mi país, trata de ser feliz, simpática y está dispuesta a ayudarte cuando lo necesitas. Para la gente joven, esto es algo muy importante percibir ese sentimiento, porque te ayuda a estar más relajado y disfrutas de tu trabajo. Quizá por eso, tanto yo como mis compañeros venimos a la cancha y siempre damos el máximo. Luego nos encontramos un ambiente genial en los partidos y tratamos de hacer disfrutar a los aficionados. Ellos son nuestro ‘sexto jugador’. Esta combinación de buena calidad de vida y la atmósfera del pabellón es perfecta.

–Y encima ha logrado una conexión sensacional con la grada...

–Cuando hago algo positivo siempre intento despertar a los aficionados que vienen al pabellón. Entiendo que esto ayuda al equipo, porque necesitamos sentirnos arropados; nos ayuda a ganar. Esos gestos un poco locos, pero positivos y gritando «¡Vamos, vamos!», que hago creo que benefician al equipo que está en la pista y a los que están en el banquillo.

–Ha conectado con la grada, pero quizá los aficionados no son conscientes de que también lo ha hecho con sus compañeros de vestuario.

–Llevo aquí cuatro meses y no sé lo que pasó antes. En este tiempo me propuse disfrutar al máximo. No pretendía cambiar nada, sólo dar energía, ganar partidos y tratar de conseguir un título. Creo que lo hemos conseguido. Y eso es todo. Yo no puedo cambiar a 12 jugadores, pero sí contagiarlos de mi energía. Este equipo, además, me ha ayudado. Trato de que haya buen ambiente en el grupo. Sé cuando es necesario y cuando hay que estar concentrados. Paso el día entero con estos tíos, son mi familia, así que tenemos que ayudarnos los unos a los otros. Percibo esa buena química.

–Es curioso cómo le ha cambiado la vida en unos meses. De estar en Estambul sin jugar y con miedo por la inestabilidad del país, a ser importante en un equipo que ha ganado un título europeo.

–Es cierto. En el Efes no jugaba y los jugadores jóvenes necesitan minutos y disfrutar en la pista. Luego estaba el problema de la seguridad. Llegué con el golpe de estado y me dijeron que no saliese del hotel. La verdad es que pasas miedo porque no sabes lo que va a pasar si vas de compras o a tomar un café. La vida se reducía a entrenar y a casa. No puedo decir nada malo del Efes, pero no jugaba mucho.

–¿Y qué va a pasar con usted la próxima temporada?

–No me lo planteo demasiado, porque tenemos todavía trabajo por delante y los ‘play-off’ serán apasionantes. Tengo contrato con el Efes, y no sé nada del futuro. Vine a ayudar al Unicaja. Hablaré con el Efes al final de la temporada y tomaremos una decisión.

–¿Será más complicado que siga en el Efes si Perasovic continúa en el banquillo?

–No sólo depende del entrenador. Tienes que valorarlo todo. El entrenador, el presidente, quiénes serán los compañeros. Tiene que valorarlo todo para tomar una decisión. Perasovic me llamó muchas veces y me insistió para que fichase por el Efes...

–El Unicaja ya ha hablado con su agente para tratar de solucionar el asunto e intentar que continúe en Málaga.

–Sí, es cierto. Como he dicho antes, la gente está contenta conmigo, yo estoy contento en el equipo y si tienes algo como lo que yo tengo en Málaga tratas de conservarlo. No sé lo que dirá el Efes porque tengo un año garantizado. Yo haré mi trabajo, aquí o allí.

–¿Le gustaría saber algo más del proyecto del Unicaja antes de tomar una decisión? Entrenador, jugadores...

–No son cuestiones que realmente me planteo cuando voy a un equipo. Es evidente que el entrenador es importante, como lo fue en el caso del Efes. Mi trabajo es jugar, disfrutar del baloncesto y hacer un buen equipo. Cuando vine a Málaga sabía poco del club o el vestuario. Como es lógico conocía a Musli y Nedovic y hablé con Dragic. Pero fue cuestión de un día. Vayas donde vayas tienes que ganarte la confianza del entrenador.

–Una vez ganado el título de la Eurocup, ¿Qué se puede esperar ahora del equipo? ¿Puede pelear por la Liga?

–La pregunta se la hago yo a usted. ¿Por qué no? Hemos demostrado a toda Europa que estamos aquí, que jugamos bien al baloncesto, que hemos ganado la Eurocup y lo hemos hecho superando eliminatorias con el factor campo en contra. Somos un buen equipo y vamos a luchar por todo. Sé que en la ACB están el Real Madrid, que es el favorito, el Baskonia, Valencia o el Barcelona, pero lo vamos a intentar, como hemos hecho hasta ahora.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate