Diario Sur
Malaga CF

‘Casting’ de bases en el Unicaja

Jordan Theodore, esta temporada.
Jordan Theodore, esta temporada. / Efe
  • El club peina el mercado para evitar equivocarse otra vez en un puesto clave

  • El estadounidense Jordan Theodore gusta mucho y puede lograr un pasaporte comunitario en breve

El Unicaja sabe en qué falló el pasado verano y no quiere volver a equivocarse. El club malagueño avanza en la planificación de la próxima temporada y se ha marcado como objetivo contratar a un director de juego de nivel para su regreso a la Euroliga.

Desde hace meses, la secretaría técnica está peinando el mercado a la búsqueda del hombre de cumpla las exigencias que demanda el cuerpo técnico para esa posición, lo que no significa que luego se acierte en el elegido, porque hay muchas circunstancias que influyen. En cualquier caso, siempre conviene tener un abanico de alternativas para elegir.

De este modo, el Unicaja ha tanteado la situación de varios jugadores, mientras maneja alguno más que no ha trascendido. Del grupo de los primeros, destaca el estadounidense Jordan Theodore (1,83 y 27 años), como apuntó en su día ‘Málaga Hoy’, designado MVP de la Basketball Champions League y que disputó la final de este torneo el pasado fin de semana ante el Tenerife.

En su contra juega su condición de extracomunitario, pero fuentes consultadas apuntaron a SUR que podría lograr un pasaporte europeo para la próxima temporada, lo que cambia por completo su proyección en el mercado. Su agente tiene una buena relación con el Unicaja, aunque no ha concretado ninguna operación en los últimos meses con el club cajista, todo hay que decirlo. En la Liga turca promedia esta temporada 18,5 puntos, 3,5 rebotes y 7,1 asistencias por encuentro, lo que habla de un jugador muy completo. Números que entran por los ojos, pero siempre teniendo en cuenta que juega 33 minutos, algo que no haría en Málaga. Destaca por su rapidez y capacidad de pase, aunque su déficit es el lanzamiento de tres puntos. Puede ser un buen complemento a Alberto Díaz y Kyle Fogg, que tienen segura su continuidad en el Unicaja la próxima temporada.

Viejos conocidos

El conjunto malagueño ha ahondado en este perfil de buscar un base con buena capacidad para el pase, pues en Díaz tiene a un gran defensor, y en Fogg, a un jugador con muchos puntos en las manos. Una de las primeras opciones que se siguió fue la de Dee Boost, base del Mónaco, que también disputó la final de la Champions de la FIBA. Pero Boost su candidatura ha perdido fuelle al ser de un estilo parecido al de Fogg, más escolta que base.

El Unicaja también ha sondeado la disponibilidad de un nombre clásico en la agenda veraniega del club, el del francés Leo Westermann, que tiene una salida del Zalguiris, al que llegó el pasado verano. Sus agentes confirmaron el interés, aunque «no demasiado fuerte».

La presencia del club malagueño en el mercado de bases ha hecho que se lo vincule con otros jugadores, como Dontaye Draper, estadounidense con pasaporte croata que juega en el Real Madrid, con el que no ha existido contacto alguno, según se representante. Como se puede comprobar, el Unicaja quiere tener donde elegir, para tener distintas alternativas cuando Joan Plaza se decida por el hombre que previsiblemente ocupará el puesto de Lafayette. Todos estos movimientos no indican que haya una gran celeridad por cerrar el asunto, aunque el Unicaja sí que suele moverse con celeridad en el mercado para evitar tener que competir con clubes de un mayor potencial económico. Esto sí puede ser clave en jugadores como Theodore, que ahora goza de un gran cartel tras su buena temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate