Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja trabaja en la 'operación retorno'

Karahodzic, con unas gafas de protección.
Karahodzic, con unas gafas de protección. / Partizán
  • Alargará la plantilla de la próxima campaña con alguno de los jugadores que tiene cedidos: Romaric, Soluade Karahodzic y Uta

El Unicaja necesita una plantilla larga para su regreso a la Euroliga. El equipo tendrá que afrontar un calendario que no dará tregua en el que disputará un mínimo de 64 partidos oficiales en un espacio de siete meses, en los que recorrerá Europa de punta a punta cada semana. Afrontarlo sólo es viable con un equipo de entre catorce o quince jugadores y la planificación par conseguirlo ya está en marcha.

Como ya se informó días atrás, el club maneja la idea de tener quince efectivos, algo que sólo es viable económicamente alargando la plantilla con alguno de los jóvenes que tiene cedidos: Romaric (Manresa), Soluade (Burgos), Karahodzic (Partizán) y Uta (Granada).

Por la actual configuración de la plantilla y dependiendo de lo que decida la secretaría técnica en consenso con Joan Plaza, la línea exterior está más que cubierta, por lo que no hay muchas opciones de que Romaric o Soluade, estén en ese plan de futuro.

Realizar rotaciones

Este planteamiento se hace para realizar rotaciones entre la Liga y la Euroliga, y dosificar a los jugadores, y siempre sin perder de vista que la ACB permite diez cambios en la plantilla a lo largo de la temporada. El Real Madrid, por ejemplo, tiene a Doncic con ficha del filial, lo que facilita la entrada de recambios y alivia el problema que tiene al contar con tres extracomunitarios: Ayón, Thompkins y Ramdolph.

Karahodzic es el gran señalado para regresar a Málaga tras una temporada de cesión en el Partizán, donde no ha tenido los minutos que se buscaba cuando se le cedió. Al menos se ha fogueado a nivel internacional y ha disputado la Basketball Champions League, en la que sí jugó algo más, 11 minutos en 12 partidos en los que promedió 2 puntos y tres rebotes. El miércoles comenzó a disputar los ‘play-offs’ de la Liga de Serbia ante el Spartak Subotica y sólo jugó 4 minutos.

Joan Plaza ya quiso quedárselo el pasado verano como jugador número 13, después de haberlo tenido a sus órdenes cada día durante la pasada campaña, pero se entendió que debía salir para foguearse. Con 2,10 metros y formado físicamente, Karahodzic puede jugar de tres y de cuatro, lo que permitiría cubrir dos posiciones. El serbio fue prestado al Partizán por dos temporadas, aunque el acuerdo contempla la posibilidad de repescarlo al final de la primera, como así parece que va a hacer el Unicaja. Esta campaña ha estado un mes lesionado al recibir un fuerte golpe en un ojo, y para volver a jugar ha tenido que utilizar unas gafas de protección, como se aprecia en la imagen superior.

Como se ha apuntado antes, la polivalencia de la actual línea exterior del Unicaja no deja espacio para un refuerzo joven en esa posición, por lo que el rumano Uta Rares también podría tener cabida. El pívot, de 2,10 metros y 18 años se ha estado puliendo en el Granada, con el que ganó la Copa LEB Plata y en el que ha firmado buenas actuaciones. En el Unicaja están contentos de cómo le han ido las cosas esta temporada. El secretario técnico, Carlos Jiménez, por ejemplo, se desplazó a Granada la semana pasada para verlo en directo en el arranque de la fase de ascenso ante el Navarra (9 puntos y 7 rebotes.

En cuanto a Romaric, en préstamo por dos campañas en el Manresa, su físico está fuera de dudas, y al Manresa le gustaría contar con él la próxima temporada, aunque está por ver en que categoría está el equipo catalán tras su reciente descanso. Sean quienes sean los elegidos, todos, también Soluade, cuentan a su favor con que Plaza ya los ha tenido a sus órdenes y sabe lo que puede esperar de cada uno de ellos. Además, hay otro factor a tener en cuenta, tanto Karahodzic, como Uta y Soluade son cupo de formación, algo a tener muy en cuenta en la planificación.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate