Diario Sur
Malaga CF

El Unicaja va a por todas (75-79)

fotogalería

Nedovic / Efe

  • El equipo malagueño logra un convincente triunfo ante un duro Baskonia y mantiene sus opciones de ser cabeza de serie para las eliminatorias por el título

El Unicaja está deseando que empiecen los ‘play-off’. Cuanto antes mejor. Quedan apenas un par de semanas, con dos jornadas aún por disputarse, pero el cuadro malagueño tiene ganas de marcha. Quiere llegar a las eliminatorias por el título y medir su potencial en cuartos de final. Contra el rival que sea y con el factor en cancha a favor o en contra. Da igual. Tras lo visto ayer en Vitoria el conjunto cajista es capaz de cualquier cosa. Va a por todas, porque sigue creciendo en su juego tras levantar el título de la Eurocup. Seguirá peleando por terminar entre los cuatro mejores y después afrontará el ‘play-off’ con la intención de dar mucha guerra. La derrota en el Palau fue un borrón, pero el equipo que entrena Plaza no ha mostrado muchos más síntomas de debilidad. Ayer le ganó al Baskonia (75-79) en su cancha, en la que sólo había perdido dos partidos hasta ahora.

Se llevó el triunfo en un duelo difícil, muy intenso físicamente, ante un pabellón lleno hasta la bandera y con un arbitraje no muy acertado para los intereses de los malagueños. Pero le dio igual. Supo esperar su momento y remontó un partido que tenía cuesta arriba, dominando el rebote y sobre todo mostrando mucho carácter. Se ha convertido el conjunto de Plaza en un equipo muy incómodo, con demasiados frentes por frenar. Sí, su gran estrella es Nedovic y ayer volvió a tener unos minutos brillantes, de esos que hacen creer que el serbio podría estar jugando en cualquier equipo de Europa, pese a que se vaya a quedar en Málaga, por fortuna. Pero es que si no es él te mata Smith, letal desde el tiro lejano (17 puntos), y si el balón no entra, Díez está atento al rebote (cuatro atrapó ayer, cuatro de ellos en ataque). ¿Que el partido se pone feo? Ahí está el capitán Suárez para defender como nadie o para meter dos triples seguidos en el último cuarto, si hace falta. Para colmo, la insistencia de Plaza en Lafayette empieza a dar frutos. El base, el fichaje que menos ha rendido esta temporada, resultó clave ayer en la remontada del cuadro malagueño con sus robos de balón y su intensidad defensiva en los momentos más delicados. El ‘20’ del Unicaja se suma para la causa cara a las eliminatorias por el título y eso siempre es una buena noticia.

Nedovic y Lafayette

El cuadro malagueño tuvo que afrontar desde el primer minuto una dura batalla física ante el Baskonia que gozaba de cierta permisividad arbitral. Shengelia era el protagonista absoluto del arranque del encuentro y le ganaba la partida a Brooks en los primeros minutos. Con Musli incómodo ante la fortaleza de Voigtmann, Smith se convirtió en la principal referencia ofensiva (12-12) . Sito Alonso echó mano de Hanga y el húngaro tuvo un final de cuarto excepcional para empatar de nuevo el encuentro (23-23).

opinión

Con Omic en lugar de Musli, el Unicaja lo volvió a intentar cerca del aro, pero los locales también acertaban con Larkin o Hanga. La igualdad era total, aunque el Unicaja terminó toda la primera mitad con sólo dos tiros libres lanzados, frente a los 14 que tuvo el conjunto local. Pese a esta diferencia de criterio, el Unicaja, gracias al acierto de tres, se fue 35-36 al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, parecía que el Baskonia quería acelerar el ritmo del partido. En apenas seis minutos, los visitantes encajaron un parcial de 10-2. Pero el Unicaja es una caja de sorpresas y cuando perdía por diez puntos a falta de tres minutos del tercer cuarto (52-42), empezó a recuperar balones y a meterle presión al Baskonia. Lafayette hizo sus mejores minutos con la camiseta del Unicaja y, junto a Nedovic, formó una pareja exterior letal. El serbio metió ocho puntos en minuto y medio y el Unicaja cerró el cuarto 56-59.

El Unicaja ya estaba de nuevo en trance y empezó a abrir brecha (58-66). Los locales, que son un equipazo con jugadores carne de NBA como Larkin, Hanga o Shengelia, tiró de casta para hacer un parcial de 9-0. Estaba en problemas el Unicaja y apareció Suárez con dos triples seguidos, el segundo de ellos desde casi nueve metros (67-72).

Lo intentó el Baskonia hasta el final, pero el Unicaja no perdió la compostura. A falta de menos de diez segundos, Hanga falló una penetración para empatar el partido y Brooks atrapó un rebote en defensa que resultó determinante. Smith puso el 75-79 final. Mucho cuidado, que el Unicaja empieza a meter miedo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate