Diario Sur
Malaga CF

Una eliminatoria para 'gourmets'

El Unicaja, que llega a este final de temporada como el equipo más difícil de batir de la competición nacional en los últimos dos meses, se enfrentará a partir de mañana al Iberostar Tenerife, el conjunto que mejor baloncesto ha practicado esta año en la Liga Endesa, sobre todo si se hace una valoración global de su tarea en los dos lados del campo. Sin duda, un bocado exquisito que no pueden perderse los buenos degustadores de baloncesto de calidad que ya desde hace tiempo abundan en nuestra ciudad.

Selección de tiro

El equipo tinerfeño es de los mejores de la competición tanto en porcentaje de aciertos en tiros de dos como de tres y también en las asistencias (un puesto por detrás del Unicaja en las tres clasificaciones), sin embargo, supera con claridad al equipo malagueño tanto en el acierto desde la línea de tiros libres como en un menor número de pérdidas. Todos estos números definen al Iberostar Tenerife como un equipo muy eficaz en ataque, que elige bien sus opciones de tiro, gracias a una idea muy definida de juego colectivo, que utiliza el pase como su mejor herramienta de ataque. Da gusto ver cómo comparten el balón en amplias rotaciones que acaban con la pelota en las manos de un jugador libre de marca. Aprovechan como nadie los desequilibrios que originan en las defensas contrarias esas ayudas al compañero, cuando su rival le ha sacado alguna ventaja. Como su amenaza de tiro exterior es mucha, las defensas rivales se ven obligadas a una vigilancia muy cercana que permite también espacios interiores para sus hombres altos y facilidades en el uno contra uno para los de dentro y los de fuera.

Gran defensa

Donde el rival del Unicaja ha adquirido un nivel excepcional es en el apartado defensivo, hasta el punto de acabar la fase regular como el equipo que ha encajado menos puntos, lo que llaman, aunque a mí no me guste, la mejor defensa. La primera elección defensiva de Vidorreta consiste en alternar una defensa individual muy activa con una zona-press 2-2-1, que tiene el claro objetivo de restar segundos al ataque rival, cuando sus turnos ofensivos empiezan con saques desde detrás de las líneas. Su hombre a hombre en medio campo ofrece siempre una enorme capacidad para las ayudas y diversas opciones de cambios de hombre en los bloqueos directos, que van desde la permuta automática sin tener en cuenta las diferencias de estatura, hasta la intervención de un tercer defensor que salta para frenar al driblador.

Los hombres

El Iberostar Tenerife es un ejemplo de libro de lo que significa tener un equipo formado por hombres, y no por nombres. A pesar de ello, como en todos los equipos, también tiene jugadores que pueden considerarse más importantes, como es el caso de Aaron Doornekamp, ala-pívot canadiense, que no supera los dos metros, pero tiene una gran seguridad en el tiro exterior; el otro es Davin White, base estadounidense que en todos los partidos ofrece destellos de enorme calidad. Junto a ellos, un largo ejército de hombres muy bien adiestrados al servicio de un objetivo común. Dado el discutible momento por el que atraviesan los hombres altos del Unicaja, pueden resultar un problema para la defensa malagueña tanto Fran Vázquez, quizás especialmente motivado en Málaga, como su aguerrido compañero de línea Georgios Bogris, un hombre que también maneja un buen tiro desde el poste alto. En el perímetro conviene no perder de vista a Marius Grigonis, un alero lituano de casi dos metros, con excelente tiro exterior, que cada vez se esconde menos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate