Diario Sur
Malaga CF

A mitad de camino

fotogalería

White trata de robarle el balón a Musli en una acción del partido de ayer en el Palacio. / Álvaro Cabrera

  • El Unicaja saca adelante un complicado partido ante el Iberostar Tenerife gracias al estelar estreno de Eyenga y se encuentra a un paso de la semifinal de la ACB

El Unicaja sacó ayer adelante el encuentro de mayor riesgo que tenía desde que jugó la final de la Eurocup contra el Valencia. Comenzar con una victoria los ‘play-off’ de la Liga ACB es casi sinónimo de alcanzar las semifinales. Lo dicen la historia y la estadística. Pero conviene no adelantar acontecimientos después de lo visto en el Palacio de los Deportes. Habrá quien adivine un tono de reserva en estas líneas y es así. Se extrañará incluso cuando observe el marcador y vea que el equipo malagueño ganó por catorce puntos al Iberostar Tenerife (79-65). Y es que el resultado no refleja la complejidad que tuvo el encuentro para el conjunto malagueño. La victoria le sirve para tener la posibilidad de sentenciar el viernes el pase a semifinales, y, también, para asegurarse un tercer partido.

En otro tramo de la temporada, probablemente el Unicaja se habría atrancado ante la batería de obstáculos que le planteó el Tenerife. Sin embargo, ahora el conjunto de Plaza es más sólido, compite mejor y encima se ha encontrado con la inesperada inyección de energía de Christian Eyenga. Su fichaje, todo un acierto, ha tenido un impacto inmediato, tanto que ayer fue el hombre que decantó el encuentro con uno de los mejores debuts que se recuerdan en la historia del cuadro cajista.

Los catorce puntos del congoleño en el último cuarto frenaron la reacción de un rival que se había lanzado al abordaje y que dificultaba hasta el extremo el juego ofensivo del Unicaja. No sorprendió la solidez del Tenerife, que sin duda no ha dicho todavía su última palabra en esta eliminatoria y que el viernes tratará por todos los medios de conseguir el billete para regresar a Málaga el domingo.

Difícil desde el principio

El mérito del Unicaja es haber sacado adelante un partido difícil desde el salto inicial, porque el Tenerife marcó distancia casi desde el salto inicial. Lo hizo con los triples de Doornekamp, uno de los descubrimientos de la temporada en la Liga ACB, y continuó con una gran defensa que exigió al equipo de Plaza dar el máximo. El 8-15 en el marcador después de cinco minutos de juego mostraba los problemas para anotar que tenía el Unicaja, que sólo logró cuatro canastas en 17 lanzamientos. Ahí llegó la primera aparición de Eyenga. Un mate espectacular fue su carta de presentación, y luego, una canasta más adicional. Sus cinco puntos seguidos abrieron un parcial de 11-2 con el que el Unicaja le dio la vuelta al marcador para cerrar el primer cuarto por delante (19-17).

Con sólo un triple en 13 minutos, el equipo cajista echaba en falta la aportación de su línea exterior. Apareció justo cuando se volvía a complicar el partido tras una nueva oleada del ordenado ataque tinerfeño (19-24). Al fin llegaron los triples de Suárez y Nedovic (2), y fue este último, picado con Doornekamp, el que lideró los mejores minutos del cuadro malagueño en el partido. El serbio permitió que su equipo llegase al descanso con una ventaja de diez puntos (44-34).

Nada más comenzar la segunda mitad, el Tenerife demostró que no iba a dar respiro al Unicaja y lo hizo endureciendo el juego con su defensa. El partido atravesaba por unos minutos en los que amenazaba ruptura o igualdad. Ocurrió lo segundo después de que Kirksay firmase la mejor serie de triples que probablemente él mismo recuerde. Cuatro aciertos del francés acabaron con la renta del Unicaja y dejaron todo por decidir antes del último cuarto (57-54).

Plaza echó mano de Eyenga para tapar la brecha por la que Kirksay castiga desde el triple. No sólo la tapó, sino que dio un recital anotando, reboteando y defendiendo. Sus catorce puntos en ocho minutos acabaron con la oposición del Tenerife y dejaron al Unicaja a sólo un paso de las semifinales de la Liga ACB.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate