Malaga CF

ZONA TÉCNICA

BERNI Y EYENGA, PROTAGONISTAS DEL DÍA

En un día grande en el que tanto el club como la afición alcanzaron su madurez con el caluroso homenaje a Berni Rodríguez, surgió otro protagonista inesperado en el nuevo alero del Unicaja, Eyenga. El congoleño, que jugó sólo 17 minutos , fue el máximo anotador, el de mayor valoración, en segundos se ganó la admiración de la grada y cambió el signo del partido, ya que antes de su aparición, el Iberostar Tenerife dominaba con claridad.

NUEVO RECURSO

Plaza dispuso un quinteto poco habitual para empezar, con Díaz de base y Omic de pívot. Ambos conjuntos defendían hombre a hombre. Enseguida pudimos comprobar la importancia del tiro triple en los planteamientos ofensivos de los dos equipos. El Unicaja ponía el balón con facilidad en las manos de Omic, al que la defensa canaria permitía jugar uno contra uno, aunque el pívot local no supiera aprovecharlo. Quizás por eso, pronto lo sustituyó Musli, que buscaba el balón más cerca del aro. Cuando entró también Eyenga, su equipo aumentó mucho la capacidad ofensiva cerca de la canasta, lo que le permitió compensar los errores en el tiro exterior, cambiar el ritmo del partido y dar la vuelta al marcador.

VENTAJA

Plaza mantuvo en el comienzo del segundo curto a los hombres que habían dado la vuelta al marcador en el primero, mientras Vidorreta estaba en pleno proceso de descanso para sus titulares. Nedovic no aparecía en el partido y los visitantes volvieron a tomar el mando, pese a los esfuerzos constantes de Suárez. Volvió a la cancha Omic, mucho más manejable para la defensa canaria, que prestaba más atención al perímetro malagueño que a su juego interior. El excelente trabajo defensivo de Suárez sobre Doornekamp y el despertar de Nedovic acabaron por situar al Unicaja en clara ventaja

REACCIÓN VISITANTE

Plaza volvió a poner en cancha al quinteto titular en el comienzo de la segunda mitad. Como ocurrió al comienzo, los visitantes tomaron la iniciativa y redujeron la ventaja del Unicaja. El partido entró en una fase de más esfuerzo que acierto, el marcador se movía muy lentamente, el cuadro malagueño mantenía la actitud y el conjunto tinerfeño no se entregaba. Kirksay, con mucha libertad en la línea exterior, era el alma de un Tenerife que aprovechó las amplias ayudas defensivas de Díez y las ausencias de Nedovic y Suárez para quedarse a sólo tres puntos al final del tercer cuarto.

FÁCIL

En el arranque del último periodo, Plaza puso en cancha a Eyenga para defender a Kirksay y también a Nedovic. El ataque visitante fallaba tiros fáciles, mientras Eyenga tomaba iniciativas en la otra canasta. Nedovic llegó a la cuarta falta sin haber rendido a su nivel, pero los puntos del nuevo alero del Unicaja le permitieron recuperar su ventaja. Llegados al minuto 35, el ataque del cuadro tinerfeño quedó paralizado y el Unicaja, impulsado en su defensa, puso la directa al triunfo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate