Diario Sur
Malaga CF

El más difícil todavía para el Unicaja

Dowdell bota ante Simeón en el Valencia-Unicaja de hace siete años que se decidó en la última jugada.
Dowdell bota ante Simeón en el Valencia-Unicaja de hace siete años que se decidó en la última jugada. / Sur
  • No gana un partido como visitante en los ‘play-off’ desde hace siete años y encadena once derrotas seguidas

Después de ganar la Eurocup con el factor campo en contra en todas las eliminatorias y tras protagonizar una gran recta final para ser cabeza de serie en la fase por el título, ahora llega el más difícil todavía para el Unicaja. El equipo malagueño busca el viernes (22.00 horas) un triunfo en la pista del Tenerife que lo clasifique de forma directa para las semifinales de la Liga ACB.

Así escrito y leído suena bien y hasta parece fácil, pero la realidad y la trayectoria reciente dice todo lo contrario. Para empezar, el conjunto cajista tendrá delante a un rival que, como ya demostró el domingo en Málaga, le va a poner las cosas muy difíciles, en parte porque en su pista se crece. Por si fuera poco, hay un dato que preside este segundo partido de cuartos de final entre el Unicaja y el Iberostar Tenerife, y es que el conjunto cajista no gana un partido de los ‘play-off’ desde hace siete años y acumula once derrotas seguidas.

Ha llovido mucho desde que Zabian Dowdell anotó la que posiblemente es la canasta más importante de su vida. El base estadounidense dio la victoria al Unicaja en el primer partido de cuartos de final que lo enfrentó al Valencia en los ‘play-off’ en el primer partido jugando en el pabellón de la Fuente de San Luis, Quedaban tres segundos, Dowdell decidió jugársela y la defensa del Valencia se abrió para que penetrase hasta la cocina (82-83). El estadounidense era el tercer base que fichaba esa campaña el cuadro malagueño, después de haber contratado a Pooh Jeter, Shammond Williams y, por último, Zabian Dowdell. El Unicaja cerró la eliminatoria días después al volver a vencer al Valencia, esta vez en Málaga.

Desde aquel 21 de mayo, el equipo malagueño no sabe lo que es ganar un partido como visitante en la fase por el título. Esa misma temporada perdió los dos de semifinales que jugó contra el entonces Regal Barcelona. En la temporada 2010-2011 repitió derrota contra el conjunto azulgrana, aunque quizá lo más grave vino después, en las campañas 2011-2012 y en la 2012-2013, en las que no disputó la fase por el título.

El robo ante el Madrid

Cuando regresó a los ‘play-off’, ya con Joan Plaza en el banquillo, en la temporada 2013-2014, superó los cuartos de final ante el Gran Canaria, a pesar de perder el segundo partido en Las Palmas (63-62), y luego en semifinales cayó de forma ajustada contra el Real Madrid en una serie envuelta en la polémica por los evidentes y clamorosos fallos arbitrales en los dos primeros partidos jugados en la capital de España. El primero se decidió en la prórroga (98-95) y el segundo finalizó con un ajustado 89-87.

La historia se repitió en la temporada 2014-2015, cuando el Unicaja perdió el segundo partido de la serie de cuartos contra el Baskonia (92-82), pero se había impuesto en el primero y sentenció en el tercero haciendo valer el factor cancha. Su siguiente rival fue el Barcelona, en una eliminatoria extraña. En el Palau el Unicaja perdió los dos partidos por 31 y 21 puntos, una barbaridad. Sin embargo, ganó los dos que se jugaron en Málaga, para acabar perdiendo el quinto y definitivo por sólo tres puntos (77-74). Este partido también estuvo marcado por la polémica. La jugada clave del choque, la que acabó con las opciones del equipo malagueño llegó precedida de una clara infracción. Juan Carlos Navarro pasó seis segundos en la zona esperando el bloqueo que lo dejó solo para lanzar desde la frontal el triple que supuso el 75-72.

Y este rosario de derrotas como visitante se cierra hace justo un año, cuando el Unicaja perdió ante el Valencia por 79-75 en el primer partido de cuartos de final. Luego, el conjunto valenciano barrió al Unicaja en el Palacio de los Deportes.

Salvo en este último precedente, al conjunto malagueño no le ha importado caer en el segundo partido de cuartos de final, para alcanzar en dos ocasiones las semifinales de la Liga, aunque eso implica un riesgo grande, por eso lo ideal es sentenciar el viernes en Tenerife.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate