Malaga CF

Jamar Smith se lo piensa

Jamar Smith, durante un partido de la final de la Eurocup.
Jamar Smith, durante un partido de la final de la Eurocup. / Agencia Lof
  • Varios equipos se interesan por la situación del escolta del Unicaja, que tiene una cláusula de rescisión muy baja y medita salir al mercado

El Unicaja tiene perfilada cómo será la plantilla de la próxima temporada. Como ya se ha informado estos días, la idea es realizar una apuesta por la continuidad, mantener el bloque que ha ganado la Eurocup y que s considera tiene margen de mejoría convenientemente reforzado. Sin embargo, en esa planificación hay algunas dudas, e interrogantes, especialmente en la línea exterior. La más llamativa es la de Jamar Smith.

El escolta estaodunidense llegó a Málaga hace dos temporadas procedente del Limoges francés, y es un jugador de la máxima confianza de Joan Plaza. El Unicaja quiere que continúe y de hecho el pasado verano se renegoció su contrato para que firmarse por una temporada más otro opcional, que será la siguiente. Smith se encuentra en el mejor momento de forma y anotación desde que fichó por el cuadro malagueño. Su final de temporada está siendo brillante y fue el hombre decisivo en la final de la Eurocup ante el Valencia, especialmente en los dos últimos partidos.

Antes de estos dos últimos meses las cosas no fueron tan bien para Smith, un tipo con talante genial y que es pieza clave en el buen ambiente que hay en el vestuario del Unicaja. El pobre rendimiento de Lafayette y los problemas de Fogg para jugar como base, obligaron a Smith a asumir funciones en la dirección del equipo a las que no está acostumbrado. Como no es base, cometió más errores de lo habitual y esto le generó algunas críticas.

Además también le impidió desarrollar su capacidad anotadora, es decir, destacar menos. Una vez que la situación de los bases se ha estabilizado con Díaz, Fogg y hasta Lafayette, Smith ha vuelto a firmar actuaciones sobresalientes, que han despejado las dudas que dentro del club se generaron sobre su continuidad. Hay quien en el seno del club apuntaba que es muy bueno «pero sólo puede jugar de escolta».

Sin embargo, ahora, las tornas han cambiado. El escolta está a gusto en Málaga, donde ha sido padre hace unos meses, pero quiere comprobar cómo le valora el mercado. Algunos equipos han contactado con su agente, pues hay pocos jugadores con su capacidad de desborde en el uno contra uno y su lanzamiento de tres puntos. Es el tercer máximo anotador del equipo por detrás de Nedovic y Musli, y también el tercero en triples por detrás de Fogg y Waczynski.

Cláusula y salario

Según se apuntó a SUR, el contrato de Jamar Smith contempla una cláusula de rescisión muy baja, de 25.000 euros, que puede ser ejecutada tanto por el club como por él mismo, y eso puede ser un problema si un equipo con cierto potencial económico llama a su puerta. Y luego está su salario, que antes de las renovaciones que ya se han pactado (Brooks, Nedovic y Díez) era de tipo medio en la plantilla, y que ahora se va a quedar muy por detrás.

Así que a Smith se le ha juntado todo: su buen momento, un salario medio, una cláusula baja y los cantos de sirena que le llegan de otros equipos. El estadounidense se lo está pensando y quiere ver cómo lo valora el mercado.

Para retenerlo, el Unicaja cuenta con la gran baza de jugar la próxima temporada la Euroliga, y también la opinión de Joan Plaza sobre Smith, que es muy buena. A la espera de acontecimientos, el club malagueño ya tiene perfilado un acuerdo con Dragan Milosavljevic, base/escolta/alero serbio de 26 años y 1,98, que podría cubrir su baja, pero el movimiento con este iba encaminado a suplir a uno de los aleros, aunque finalmente ambos continuarán salvo sorpresa. Milosavljevic ampliará el potencial de la línea exterior en la que Jamar Smith es la gran incógnita, aunque podría surgir alguna más.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate