Malaga CF

El Unicaja doblega al Tenerife y se planta en semifinales de la Liga

fotogalería

Eyenga / Salvador Salas

  • El equipo malagueño resolvió un intenso partido (71-61) y se enfrentará al Real Madrid

Le costó, pero lo consiguió. El Unicaja está en semifinales de la Liga ACB en las que se enfrentará al Real Madrid tras superar al Iberostar Tenerife en el tercer y definitivo partido de la intensa serie que les ha enfrentado (71-61). El conjunto malagueño realizó un gran despliegue físico para doblegar el orden de su rival, y siempre fue por delante en el marcador. Nedovic, con 15 puntos, fue el máximo anotador del Unicaja que ahora afronta el desafío de derrotar al Real Madrid.

La tensión de los dos partidos anteriores y el cruce de declaraciones de los últimos días afloró con el salto inicial. Esto provocó que el encuentro se desarrollase al rimo del Tenerife, con un juego muy trabado y una anotación baja. Sin embargo, el timo no llegó a ser tan lento como el del choque del viernes, así que el Unicaja tuvo algo más de libertad y, lo más importante, también tuvo más acerto. Los triples de Smith y Brooks a los cinco minutos dieron al cuadro malagueño la primera ventaja (12-6). Esta vez el equipo malagueño supo entender el nivel físicp que precisaba el partido y que le exigía a su rival. Si el Tenerife defendió bien, mejor lo hizo el Unicaja que cerró el primer cuarto ganando 16-10.

Fue el conjunto de Joan Plaza capaz de dar un paso más en esta dirección con un esfuerzo notable de Alberto Díaz y Dani Díez. Sin embargo lo más destacado estuvo en la parcela ofensiva con el acierto en los lanzamientos que lo faltó en el segundo partido. Tres triples seguidos de Nedovic y el malagueño descolocaron al Tenerife, y la entrada de Eyenga elevó más el despliegue físico. No importó que el Unicaja estuviese demasiado pendiente de los árbitros, tampoco una técnica a Nedovic, porque el ritmo del partido había cambiado. Un parcial de 11-0 amenazaba con fracturar muy pronto el partido (33-17, minuto 18). El Tenerife pagaba su pobre 1/14 en triples y acusaba la presión de la grada.

Pudo romper el choque el Unicaja antes del descanso, pero algunos tiros precipitados dieron vida al cuadro canario para afrontar los últimos minutos de la serie (35-26).

El paso por los vestuarios no cambio la dinámica del choque, con el Unicaja poniendo problemas al juego combinativo de su rival. Siempre salía una mano para impedir o interceptar los pases. Sin embargo, el cuadro malagueño no mantuvo su ritmo anotador. Después de cinco minutos en los que sólo anotó una canasta en juego, el Tenerife, que continuaba fallando triples, encontró en Bogris la alternativa para acercarse en el marcador (41-35, min.27). Tras un intercambio de cuatro triples, dos para cada equipo, en poco más de un minuto, el regreso de Eyenga y Nedovic reactivo al Unicaja en los dos lados del campo. Un tapón del congoleño a Doornekamp que lanzaba de tres para apretar el partido y un canastón del serbio sobre la bocina volvían a dar aire al Unicaja antes del cuarto decisivo (51-41).

Noticias relacionadas

Y si en el primer partido de la serie el factor inesperado fue Eyenga, en este tercero, fue Lafayette. Desaparecido durante buena parte de la temporada, el base emergió con sus mejores minutos y canastas decisivas para colocar al Unicaja con 12 puntos de renta a falta de seis minutos (58-46). El Palacio casi celebraba la victoria, pero su equipo no rompió el partido, o, según se mire, el Tenerife no se rindió. Los triples de San Miguel y Kirksay devolvieron el suspense con un parcial de 3-10 con sólo tres minutos por delante (63-56). El conjunto canario eligió acortar distancias por la vía rápida, con triples, y se equivocó. El Unicaja no perdonó y dos certeros lanzamientos de tres de Díez y Nedovic sentenciaron por fin el encuentro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate